“Hoy más que nunca me siento testigo de la historia”

davidreportajeReportaje a mi hijo David Maisuls

David Maisuls: “Hoy más que nunca me siento testigo de la historia”

Identidades: ¿Porque decidiste realizar este viaje a Polonia y a Praga?

David Maisuls: Mi intención fue conocer en su espacio concreto y real este triste y trágico acontecimiento que le ocurrió a mi pueblo y a toda la humanidad. Siempre me sentí conmovido por toda la información recibida desde mi educación en Argentina y en Israel así como lo percibido en películas, documentales y medios periodísticos pero me faltaba ampliar y profundizar desde lo emocional y vivencial.

Identidades: ¿Con que realidad te encontraste desde el momento que comenzaron a hacer el recorrido por los escenarios marcados por la Shoá?

David Maisuls: Una realidad es tener información trasmitida por otros pero algo muy diferente es ver, palpar, pisar, sentir en su entorno físico los horrores del peor genocidio cometido en la historia de nuestro pueblo y de la humanidad. Intentar aproximarme a sentir el mismo frio, la misma oscuridad, la misma tristeza de las barracas de prisioneros y de los campos de trabajo esclavo, la misma desolación de los pueblitos y ciudades donde desapareció todo vestigio de vida judía me hiere el alma, me trae escalofríos al cuerpo, me inunda de desolación pero me transforma en un ser más consciente y responsable de mi futuro, del futuro de los míos y el de todos.

Identidades: Ahora que estas de nuevo en Buenos Aires ¿Qué reflexión te surge con respecto a tu futuro?

David Maisuls: Luego de ir construyendo mí historia personal con mis experiencias de vida y estudios en Argentina y en Israel, después de haber sido combatiente en las Fuerzas de Defensa de Israel y de haber recorrido los escenarios de la Shoá en Polonia y Praga me siento un testigo de la historia y de la gran tragedia de mi pueblo.

Hoy estoy aquí para vivir una vida autentica y provechosa, para no olvidar, para recordar, para mantener viva la memoria de la Shoá y para que nunca más sea posible una nueva Shoá.

Reportaje realizado a mi hijo David Maisuls por www.identidades.com.ar


Dr. Guido Maisuls
Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

Visitar la Europa judía

Hola Diana Wang:

Mi hijo David acaba de volver de un viaje a Polonia y Praga realizado con otros jóvenes para mantener viva la memoria de la Shoah. Ha vuelto muy conmovido y movilizado por esta fuerte experiencia y por esto quiero publicar sus vivencias para que puedan ser trasmitida a otros jóvenes que desconocen estos eventos. Quiero solicitarte alguna reflexión tuya sobre este tipo de experiencias para esclarecer mejor sobre la importancia de la memoria. Desde ya muy agradecido. Un gran abrazo. Guido Maisuls. 21/2/17

Visitar la Europa judía | Diana Wang

Lo que está y lo que ya no está.

Es conmovedor ir y estar en los sitios que fueron judíos durante tantos siglos. Restos de una vida rica, potente, heterogénea, estructuras que hablan de lo que allí hubo, de lo que pasó, pero también de lo que ya no está.

Pisar esos lugares en la vieja Europa, tocar las piedras, oler el aire, caminar los espacios, dejarse cubrir por el denso silencio, nos llena de una especie de mística intangible, de una añoranza con múltiples caras. Uno se queda quieto esperando ver aparecer a un hombre barbado, con traje y sombrero negros, murmurando sus oraciones mientras su cuerpo se bambolea hacia adelante, hacia atrás, en una coreografía ancestral. O quizás se asome por una ventana una mujer con un delantal manchado, las mejillas sonrosadas por tanto atender a su clientela tras el mostrador de su taberna en el cruce de caminos. O tal vez pudiera venir un hombre pobremente vestido, con las manos callosas, sudoroso y llevando una herramienta en sus manos, un martillo tal vez, buscando algún yunque en donde moldear las herraduras que le ha pedido su cliente. O una viejita con una falda larga y ancha, un pañuelo gris cubriendo su cabeza con una cesta llena de huevos que ofrece con un pregón melodioso. O niños con rulos negros y ojos profundos corriendo contra el viento y riendo junto a niñas traviesas y juguetonas con los zapatos embarrados. O un violinista apurado llevando su instrumento al ensayo, o un intelectual cargando pesados libros yendo a dar su clase, o una costurera con el dedal puesto en el dedo mayor o un filósofo mesándose la barba frente a preguntas que no acierta a responder. ¿Dónde quedó ese mundo de tantos millones de personas que alimentaron y enriquecieron a la civilización occidental con su trabajo artesanal, intelectual, comercial, artístico y científico?

Visitar esos lugares es honrar a quienes les dieron sentido y lo llenaron de anhelos, pujanza y realizaciones, es conocer y dejarse contagiarse por aquel florecimiento y aquellas luces. Pero también es advertir, con un golpe artero y sorpresivo, que ya nada de eso está, que cada construcción, cada sinagoga, cada cementerio, cada casa de estudios, son evidencias del tsunami nazi que arrasó con todo, que dejó a la Europa central y del este casi sin judíos, sin sus shtetlaj, sin su cultura, sin sus constantes estímulos y desafíos que tanto enriquecieron al mundo.

Es doloroso ver lo que hubo y ya no está. Pero es imprescindible ir, verlo, enorgullecerse y comprometerse a trabajar para que los hechos genocidas como la Shoá vayan quedando en un pasado vergonzoso de la Humanidad y los que seguimos, miremos al frente y sigamos haciendo el bien.

Por Diana Wang.
22 de Febrero 2017

Visitar la Europa judía | Diana Wang

www.identidades.com.ar

La visión mesiánica del Judaísmo

jerusalenantigua

1886-1894 --- A painting from a series of Bible illustrations by James Tissot. --- Image by © Brooklyn Museum/Corbis

Una visión personal del Mesías
Por Guido Maisuls

En los últimos años estamos viviendo una peculiar época en que los judíos de todas partes del mundo somos libres de practicar nuestro judaísmo aunque aún existan algunas excepciones a esta aseveración pues las limitaciones a la libertad más importantes que sufrimos hoy como humanidad son el materialismo consumista del mundo moderno occidental y el fundamentalismo exacerbado vigente en el mundo islámico.

Aunque el judaísmo ortodoxo conserva la creencia de un Mesías personal y forma parte importante en la liturgia, éste no ocupa un rol importante en el pensamiento mayoritario del judío contemporáneo. En el judaísmo actual algunos interpretan al Mesías como un futuro líder y salvador político o militar, otros lo presienten como la llegada de una época de paz y prosperidad y algunos otros creen en el Mesías en términos sionistas como lo sería el actual Estado de Israel.

Incluso, muchos judíos no creen en el Mesías en absoluto, pues la gran mayoría de los pensamientos de nuestra actual sociedad son escépticos al concepto tradicional de la redención mesiánica, aunque se albergue la esperanza de un mundo más justo, pacifico y solidario.

Imaginémonos al Mesías apareciendo repentinamente en el micro centro porteño o en el emblemático Puerto Madero, pensemos por un momento en la visión de un venerable anciano de barbas blancas con una apariencia bondadosa y aclamando al público que ha llegado el momento de la redención.

También imaginémonos que se publiquen en los todos los medios del mundo que se han agotado todos los pasajes aéreos en la totalidad de líneas aéreas comerciales y de bandera, urgentemente demandados por todos los fieles judíos urgidos para trasladarse a Jerusalén.

Entonces ¿Qué o quiénes nos detienen a esperar al Mesías?

En el supuesto caso de que el Mesías llegue, la primera tarea que debería realizar es deshacerse del marketing negativo que lo podría acompañar ya que todo aquel que fue educado en esta sociedad moderna, se siente incómodo con la idea de un ser humano que se convierte espontáneamente en un líder redentor, como estaría destinado a ser el Mesías.

La visión mesiánica del Judaísmo, ¿Quién es el Mesías?

Tradicionalmente el Mesías, representa a un líder judío descendiente directo del Rey David, quien sería ungido para liberar al pueblo judío del exilio diaspórico donde todas las naciones reconocerían a Dios como su Rey soberano e imperaría eternamente la paz y la justicia. La concepción del Mesías y de Era Mesiánica es auténticamente judía y se refiere a un líder humano muy cercano a Dios como lo fue el caso de Moisés.

¿Cómo vendrá el Mesías?

¿Llegaría la redención a través de un ser humano o sería una transformación de la humanidad a un estado de justicia, solidaridad y paz?

“En tiempo del futuro, el Rey Mashiaj se levantará y renovará la dinastía del Rey David, restaurando su soberanía inicial. Él reconstruirá el Beit HaMikdash y reunirá el remanente disperso de Israel. …Y el Señor su Di-s hará retornar sus cautivos y tendrá compasión de ustedes. Él volverá y lo recogerá (de entre todas las naciones)…. aun cuando sus dispersados están en los confines de los cielos, (de allí Di-s los reunirá)…. Di-s lo traerá (a la tierra)…. De Rabí Moshe ben Maimón (Maimónides). Mishné Torá – Leyes de Reyes – Capítulo 11 Ley 1

¿Qué sucederá cuando llegue el Mesías?

“…Con sus espadas forjarán arados y con sus lanzas podaderas. No levantará la espada una nación contra otra ni se adiestrarán más para la guerra” (Isaías 2,4).

“El lobo morará con el cordero, y el leopardo yacerá con la joven cabra”. Capítulo 12 – Ley 1.

“En este tiempo no habrá hambre ni guerra, no habrá envidia ni competencia, pues las cosas buenas fluirán en abundancia y todos los deleites estarán tan libremente disponibles como el polvo. La ocupación del mundo entero será solamente conocer a Di-s. “Porque el mundo se llenará del conocimiento de Di-s como las aguas cubren la superficie del mar. De Maimonides, Mishné Torá. Capítulo 12 – Ley 5.

¿Cómo sería la vida en la Era del Mesías?

Nosotros, los judíos, nos reuniremos en nuestra Tierra de Israel, nos liberaremos definitivamente de la judeofobia y nos llevaremos de maravilla con la totalidad de los pueblos gentiles.

¿Cómo vendrá el Mesías?

“En el tiempo futuro, el Rey Mashiaj se levantará y renovará la dinastía del Rey David, restaurando su soberanía inicial. Él reconstruirá el Beit HaMikdash y reunirá el remanente disperso de Israel. …Y el Señor su Di-s hará retornar sus cautivos y tendrá compasión de ustedes. Él volverá y lo recogerá (de entre todas las naciones)…. aun cuando sus dispersados están en los confines de los cielos, (de allí Di-s los reunirá)…. Di-s los traerá (a la tierra)… De Maimonides, Mishné Torá – Leyes de Reyes – Capítulo 11 Ley 1.

La visión mesiánica de Carlos Marx

Cuando Marx reveló su visión del mundo y de la historia desde su no creencia ateísta, lo hizo con una profunda fe mesiánica depositada en el hombre y en el proletariado: “Solamente los proletarios, completamente excluidos de todo ejercicio de sus facultades humanas, son capaces de alcanzar una emancipación total, no parcial, haciéndose dueños de todos los medios de producción.”
“Manifiesto del partido comunista”. (1848).

La visión mesiánica de los ateos

De Ludwig Feuerbach en su obra: “La esencia del cristianismo” y desde su no creencia: “El mayor giro de la historia, tendrá lugar cuando el hombre tenga plena conciencia de que su único Dios es el hombre mismo. Homo homini deus!”
“La esencia del cristianismo”. (1841)

La visión mesiánica de los cristianos

La amplia mayoría de los cristianos esperan el segundo advenimiento de Jesucristo, que va a regresar para juzgar al mundo y establecer el Reino de Dios en la Tierra: “La Segunda Venida de Jesucristo será el retorno de Cristo para cumplir las profecías restantes. En su Primera Venida, Jesús fue el siervo sufriente. En su Segunda Venida, Jesús será el Rey conquistador. En su primera venida, Jesús llegó bajo las más humildes circunstancias. En Su Segunda Venida, Jesús vendrá con los ejércitos celestiales a Su lado”.
De Randall Price: “La segunda venida de Cristo está cerca. Pero, ¿dónde será el lugar de Su venida? La Biblia nos dice muy claramente: Israel, respectivamente Jerusalén”.

La visión mesiánica de los hinduistas

Los hinduistas creen en la encarnación o la manifestación del dios Visnú, la cual se llama un avatar (o descenso). De acuerdo con Yaiádeva (siglo XII), el dios Visnú ya ha asumido nueve avatares, con un décimo deberá aparecer dentro de 427.000 años para recomenzar una era dorada.

La visión mesiánica del Islam

El Islam espera al Mahdi o al bien guiado, como el que llevaría al mundo a una era de justicia, el que guiará los creyentes a la Umma o retorno a la creencia y llamará a toda la humanidad a la adoración monoteísta del Islam. Actualmente, hay comentaristas que afirman que ya estamos en los tiempos de la venida de Mahdi e incluso hay otros que afirman ya haber tenido contacto con este Mahdi o Mesías islámico.

¿Vendrá el Mesías?

Moshé Ben Maimón (Rambam) nos decía: “Cualquiera que no crea en esto (el concepto de Mashíaj) o que no espere con gran alborozo la llegada del Mashíaj, no sólo está negando las profecías de todos nuestros profetas, sino que está negando, asimismo, la Torá completa.” (Hiljot Melajim, Cap. II, Halajá Aleph).

Pero, por lo menos: ¿Los Seres humanos seremos capaces de soñar con la siguiente visión?

“…Con sus espadas forjarán arados y con sus lanzas podaderas. No levantará la espada una nación contra otra ni se adiestrarán más para la guerra” (Isaías 2,4).

Dr. Guido Maisuls
Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

Mi identidad judía

guido222Me rechaza sobremanera la posibilidad de vivenciar mi identidad como un prisionero de extraños y sombríos conjuros que opaquen la verdadera alegría de vivenciarla como una bendición, como el orgullo de ser.

Mi identidad judía no se construyó desde la eterna y persistente existencia del antisemitismo pues me rechaza la idea de ser una eterna víctima histórica.

Opino como Jean-Paul Sartre que el judío auténtico se auto elije a sí mismo judío y no se identifica en la caricatura grotesca que el antisemita pretende mostrarle ya que no se avergüenza ni tiene motivo alguno para avergonzarse de su propia esencia.

Mi identidad judía no se origina del trauma del Holocausto pues me impacta negativamente la posibilidad de quedar atrapado definitivamente en la inevitable maldad del ser humano.

Mi identidad judía no proviene del miedo a la asimilación porque no acepto la desagradable fantasía de ser irremediablemente una especie en extinción como lo fueron los Tyranosaurus rex o los mamuts.

Creo que ser un judío hoy, es una opción de vida, es ser un irremediable rebelde que nade eternamente contra la corriente del conformismo, de la mediocridad, de la corrupción y de la maldad de los hombres.

Es oponerme activamente a las injusticias que percibimos en nuestra rutina cotidiana, es trabajar incansablemente desde mis imperfecciones y debilidades para ser una luz entre las naciones, es atreverme desde mis humildes lugares a hacer de este mundo un lugar realmente digno de ser vivido.

Hoy me siento orgulloso de ser un judío, de pertenecer al ancestral pueblo judío y de ser por mi propia elección parte de ese pueblo judío.

Mi identidad pasa por esa plegaria fundamental del judaísmo, la esencia de la fe monoteísta, la piedra angular de la Torá: "Oye, Israel, el señor es nuestro Dios, el señor es Uno" (שְׁמַע יִשְׂרָאֵל, ה' אֱלֹהֵינוּ, ה' אֶחָד; Shemá Israel, Adonai Eloheinu, Adonai Ejad Deuteronomio 6:4).

Dr. Guido Maisuls
Escritor y periodista
Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

Entrevista al Rabino Ariel Groisman

arielgroismanEntrevista al Rabino Ariel Groisman

¿Qué es lo que un judío común y corriente puede preguntarle al Rabino Ariel Groisman?

Ariel Groisman es Rabino de la Casa de Estudios del Gran Templo Paso - CABA - y en Noajidas - Casa de Estudios de los Siete Principios Universales.

Guido Maisuls: ¿Qué significa para un judío común y corriente poder vivir el judaísmo a pleno aquí en Buenos Aires?

Ariel Groisman: Mi visión es muy positiva y se basa en evidencias, hace treinta o cuarenta años empezó un movimiento de acercamiento a las fuentes, especialmente de las parejas jóvenes y del público en general, esto se debe a muchas cosas sobre todo a la crisis comunitaria de identidad que había hace 40 o 50 años. La juventud especialmente busca en la Torá agua fresca, un mensaje que le llene el alma y eso es lo que encuentra, por eso hay muchos barrios que están desarrollando un judaísmo práctico, con escuelas, con instituciones, con el mundo del Casher y yo veo una perspectiva muy positiva en lo que viene.

Guido Maisuls: Ahora quiero ir al otro extremo de la pregunta. ¿Por qué visualizamos en diferentes ámbitos un nivel de asimilación muy alto de nuestros judíos a la sociedad en general, alejándose de las fuentes y directamente con una actitud de total desinterés se van dispersando cada vez más? Es la contrapartida de tu respuesta anterior.

Ariel Groisman: Es correcto, es muy natural que sea así y yo lo veo totalmente obvio por muchos motivos, primero de todo porque para mucha gente las instituciones son aburridas porque los rabinos son aburridos, hay rabinos que son más piolas y saben con su mensaje llegar a la gente, y algunos que son aburridos ¿para qué vas a ir? y aparte hay otra visión dentro de los rabinos pues hay varios movimientos que se aggiornan a las épocas y buscan en la Torá sin modificarla las respuestas para las cuestiones cotidianas que son la búsqueda de sentido, la búsqueda del significado de las cosas y cuál es mi identidad judía, como se puede expresar. Hay parte de los rabinos que saben expresarse y parte que no saben hacerlo, pero también los hijos de los inmigrantes tienen una visión del templo como tenían hace cuarenta años, es como vos me hables de un teléfono y aparezca un teléfono de Entel en una cabina roja o naranja completamente desactualizado.
Muchas veces cuando el judío quería espiritualidad iba a buscarla afuera o a la psicología o a las disciplinas orientales olvidándose que dentro de la misma casa hay espiritualidad. A mí me pasa seguido pues trabajo mucho con los no- judíos que se acercan al mundo de la Torá tanto para hacer una conversión al pueblo judío o por algún otro interés y ellos se desesperan por pertecener.

Guido Maisuls: Cuando en la Argentina se plantea un judaísmo completamente aggiornado a Israel centrando la identidad judía únicamente con el Estado de Israel, con lo que le ocurre o no le ocurre y se trata de sostener la vida judía únicamente desde el tema Israel. Yo me considero sionista pero me llama la atención de que hay veces de que hay judíos que se identifican únicamente con ese aspecto dejando otros personales y espirituales cotidianos. ¿Cuál es tu reflexión?

Ariel Groisman: Estamos todos con el Estado de Israel, con los soldados y con toda la gente de Israel, es una gran mitzváh que se llama ישראל ארץ ישוב - ishuv Eretz Israel - habitar la Tierra de Israel y tanto los que están allá y los que estamos acá estamos todos apoyando, pero el problema es que eso viene a suplantar la identidad judía o sea es un atajo, hay un atajo de cierta gente que son judíos gastronómicos, son judíos socio deportivos, son judíos folklóricos. menos judíos-judíos que quiere decir que es lo que el libro dice lo que es ser judío, el judaísmo y el judío tiene que ver , pero muchos hacen una vuelta más retorcida.

Guido Maisuls: Es como si el eje de ese judaísmo no pasara por mí como persona, estaría fuera de mi, como si se tercerizara.

Ariel Groisman: Lo tercerizan, no es de ellos. El problema de tercerizar el judaísmo justamente lo que provoca es que después la gente se pregunta ¿y por qué pasa lo que pasa? El judaísmo somos todos, pues tiene que ver con lo que vos podes decidir que la cadena se corta en vos, o podes participar y como bien se sabe hay dos clases de judíos, lo que están institucionalizados y los que no, el desafío es llegar a todos los judíos con algún mensaje, y por lo menos a los que participan comunitariamente, y mi razón de ser en el Rabinato es que la gente conozca los manantiales del judaísmo como algo delicioso, no importa si vienen o no a rezar, tampoco si cumplen o no para mi es irrelevante, lo que si no puede perderse es aquello de lo cual soy testigo y todos los que vienen acá también lo son, treinta o cuarenta personas semanalmente vienen de distintos lugares de Buenos Aires a estudiar Torá, no judíos ,y el judío que está aquí en Parque Patricios no viene, yo soy testigo y eso tiene que ver con los fenómenos que dijimos antes que hay gente que tiene una imagen del rabino y del templo como petrificados.

Guido Maisuls: ¿Qué ocurre en una familia judía común y corriente no tan allegada a las fuentes cuando en sus hijos comienza a haber matrimonios mixtos y aunque no haya interés en asimilarse por parte de esos padres se ven a veces arrastrados a otros lugares? ¿Cómo se mueve ese judío común y corriente para no alejarse de su judaísmo?

Ariel Groisman: Esto es así, el tema es que es el último eslabón de toda una cadena, es como cuando uno va al dentista y le dice me duele y le responden: no señor, tenía que venir antes; es natural que si te mueves en un ámbito desconectado de la comunidad, con gente desconectada de la comunidad, sin valores judíos, sin nada, ocurre esto.

Guido Maisuls: Pero esto ocurre con familias que están dentro de las instituciones judías comunitarias también.

Ariel Groisman: Si, pero les falta la conexión con la raíz, es decir como los árboles que hay acá por Medrano y Corrientes, son árboles que uno los ve robustos pero están muertos porque hace tiempo los desconectaron de la raíz, la raíz del judaísmo es estudiar la Torá y respirarla, no solamente participar comunitariamente en alguna que otra ceremonia y eso hace que la savia del árbol fluya y si no es un tronco que está muy lindo pero está muerto.

Guido Maisuls: Ahora, una vez que el tronco quedó desconectado de la raíz, hay gente que reacciona tarde pero ¿Qué se hace al respecto?

Ariel Groisman: Cuando vienen este tipo de pareja lo que les decimos en primer lugar, no te voy a decir que te cases pero podes hacer una ceremonia civil, una jupá no, va a ser un invento porque el judaísmo prohíbe que judíos y no judíos estén bajo una jupá, yo te sugiero que no hagan una conversión express o algo rápido para darle “najes” a los abuelos, hace como te parezca y después del casamiento si queres la parte no judía de la pareja si le interesa estudiar judaísmo y si realmente quiere involucrarse en la vida judía habría que evaluar la posibilidad de hacer una conversión al judaísmo en forma seria.

Guido Maisuls: Cuando no se llega a producir esta convergencia al judaísmo ¿Qué ocurre con los nietos para los abuelos?

Ariel Groisman: Son hijos y son nietos, el versículo dice le enseñaras a tus hijos estos son tus nietos, quiere decir que tiene un concepto de que son nietos, tienes que amarlos pero está bien claro que la identidad es no judía, tiene que amarlo como a un buen gentil, un noájida, lo puedes amar ahora no puedes disfrazarlo de algo que no es, aceptarlo como un gentil pero no intentarlo hacerlo judío. Si al abuelo le interesa puede inspirarse en la Torá para criar a los nietos gentiles en los principios judaicos siempre que tenga bien claro su identidad, si esa persona no es de madre judía no es judía y que un no judío cometa el mismo error de casarse con un judío, hay que dejar bien esclarecido ese tema, ahora comunitariamente la pareja puede participar dejando en claro que hay ciertas cosas que no se pueden hacer porque las cosas son como son.

Guido Maisuls: Ahora si ese nieto o nieta se identifica el día de mañana con la herencia espiritual de sus abuelos judíos y decide ingresar al judaísmo. ¿Está la conversión como posibilidad?

Ariel Groisman: Es un no judío que quiere elegir el judaísmo, no tiene ninguna ventaja ante otros.

Guido Maisuls: ¿Se puede convertir aquí en Buenos Aires?

Ariel Groisman: Aquí en Buenos Aires sabemos que existe un decreto de prohibición de conversión que a mí me parece muy bien porque el decreto que hicieron el Rabino Sutton Daba con el Rabino Goldman dice bien claro: la mayoría de los judíos que arribaron a Argentina llegaron asimilados por lo tanto ya llegaron desconectados, muy pocos observaron la Torá como el libro dice, por lo tanto el ejemplo y modelo que tienen ¿adónde los vas a convertir, para cumplir que cosa? Si la mayoría de la gente no cumple.

En nuestro espacio existe un curso de conversión y la gente gentil que quiere practicar e involucrarse, vienen, practican y estudian un tiempo, dos años o tres años y se hacen practicantes y después le recomendamos para que hagan la conversión formal ante el Rabinato de Israel que es la máxima autoridad mundial, con nuestro estudio y práctica le damos ese empujón y la mayoría de la gente por no decir el 100 % de la gente que hizo la conversión con nosotros se comprometió con el pueblo judío, hablamos de gente que no tenía contacto comunitario alguno o sea gentiles de todos lados y es un caso de éxito que muchas de estas personas convertidas, después de esa conversión ya no hablamos de conversos, se habla de judíos por nacimiento o por opción como el versículo dice y en el ámbito más observante son naturalmente absorbidos.
Muchos de ellos son supervisores de kashrut y algunos están estudiando para rabinos, a ese fenómeno lo vivimos con mucha alegría porque es una opción; cuando el converso busca comprometerse y comienza a buscar opciones por un lado el mundo ortodoxo generalmente le cierra las puertas y por otro el mundo conservador le hace muy fácil, el dice: “yo quiero comprometerme, no que me la hagan fácil” y está desorientado, nosotros le decimos: mira hay un camino que es el camino de la Halajá (ley judía), esto podes practicar, esto podes hacer y nosotros no nos comprometemos que te podamos convertir, eso sí vamos a hacer todo lo necesario para que en el Rabinato de Israel que es la máxima autoridad mundial te puedas hacer la conversión.

Guido Maisuls: Muchas Gracias Rabino Ariel Groisman.

Ariel Groisman: Quiero aclarar solamente que yo soy el Rabino del Centro de Estudios del Templo Paso, el Rabino de la comunidad Gran Templo Paso es Yosi Baumgarten, yo estoy en la parte estudio y él en la parte comunitaria.

Ariel Groisman es Rabino de la Casa de Estudios del Gran Templo Paso - CABA - y en Noajidas - Casa de Estudios de los Siete Principios Universales.

Dr. Guido Maisuls
Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

Israel necesita ocho milagros

janucacoinAunque Janucá es una fiesta establecida para conmemorar la rebelión de los Macabeos, que logró su cometido por la victoria de las armas, su contenido es eminentemente espiritual porque fue motivada por la lucha encarnizada para perpetuar la cultura hebrea, las tradiciones del pueblo y el arraigo a la Tierra de Israel a través de los siglos.
 
Hace más de dos mil años, el ejército de Antíoco Epifanes y su cultura helenística dominaba la tierra de Israel y sometía al pueblo judío, quitándole su libertad. Yehuda, el Macabeo y sus cuatro hermanos desde las montañas de Judea, organizaron un pequeño pero valiente grupo de resistencia para derrotar y expulsar a los invasores que los habían privado de la tan preciada libertad.
 
En la antesala de una gran batalla y ante el poderoso ejército enemigo que se dirigía hacia ellos exclamaron: "¿Cómo podremos combatir, siendo tan pocos, con una multitud tan poderosa…?" A esto se explica así: “Yo no actúo por medio de un ejército, ni por la fuerza, sino por medio de Mi Espíritu.” . Zacarías 4:6.
 
Cuando la oscuridad impera hoy en el mundo y estamos completamente sumergidos en las tinieblas, el resplandor de las velas de Janucá penetra en la profundidad de nuestras noches, de nuestras mentes, de nuestras almas y de nuestros más preciados ideales, transformando la oscuridad en una potente luz que ilumina con gran intensidad a nuestras vidas y a la humanidad toda.
 
Estas luminarias de Janucá son el símbolo espiritual que refleja a través de su llama la antorcha inextinguible del pueblo judío. Muchos tiranos se empeñaron y se empeñan por apagarla, logrando sólo quemarse ante su ardor y desaparecer de la tierra, mientras el pueblo judío puede iluminarse, renacer y cobrar nuevas fuerzas y vigor ante el resplandor que le da contenido y brillo a través de los milenios.
 
Se dice que Janucá es la fiesta de alegrías, es la fiesta de los grandes nissim (milagros) y de las niflaot (maravillas) mientras la Real Academia Española define lo que es un milagro: "hecho no explicable por las leyes naturales y que se atribuye a intervención sobrenatural de origen divino”. En cambio Albert Einstein sostenía que: “Hay dos formas de ver la vida: una es creer que no existen milagros, la otra es creer que todo es un milagro.”
 
Hoy tenemos el gran privilegio histórico de participar del renacimiento, la consolidación y el crecimiento de nuestro Israel actual, donde la Libertad retorna nuevamente, con grandes sacrificios pero también con muchas y renovadas energías y esperanzas. Aunque hoy aun, no todos somos libres, la lucha por la Libertad todavía no ha culminado, todavía existe un largo camino por recorrer.
 
El actual Israel está necesitando que se produzcan nuevamente milagros y renovaciones, repensarse en nuevos paradigmas que lo relancen hacia un futuro más acorde con los sueños y las visiones de sus fundadores. Se está haciendo necesario una nueva generación de macabeos que enciendan esa vieja menorah y la hagan arder en relucientes llamas que con su penetrante luz produzcan otra vez milagros, tan necesarios en la crucial hora actual.
 
Israel necesita los siguientes ocho milagros que enfrenten a esa cruda realidad, que la está pidiendo a gritos:
 
1. El milagro que se pueda construir una sociedad donde la riqueza no se concentre en pocas manos sino que se distribuya entre los que hacen el país todos los días, con sus manos y con sus mentes.
 
2. El milagro que Israel sea un modelo para el mundo: que sea un país peculiar, que no sea igual a todos y donde imperen nuestros ancestrales valores de ética, justicia y solidaridad. Que sea un gran faro que ilumine a toda la humanidad con su ejemplo, que sea el país que soñaron nuestros profetas, el país que imaginaron nuestros padres fundadores.
 
3. El milagro que aproveche la excelente situación económica, financiera y tecnológica con la que cuenta actualmente para desarrollar una economía de bienestar, más humana, más participativa, más distributiva, más inclusiva, que armonice con nuestros valores milenarios de justicia y bienestar social.
 
4. El milagro que ratifique con absoluta certeza, el carácter eterno e indivisible de Jerusalem como única Capital del Estado de Israel.
 
5. El milagro que reafirme la defensa, la reivindicación y la soberanía de los derechos inalienables del pueblo judío sobre la Tierra de Israel.
 
6. El milagro que derrote y envíe al definitivamente al viejo desván de los olvidos a todas las fuerzas fanáticas y oscurantista del Terror que se desvelan por borrarlo del mapa.
 
7. El milagro que una paz justa, humana, digna y verdadera reine en el medio oriente y en todo el mundo.
 
8. El milagro que estamos pisando los talones de una nueva época donde nacerá una nueva generación humana que nos dejarán sorprendidos y con la boca abierta pues vendrán a establecer una nueva ética, una nueva forma de encarar la vida, sin prejuicios descalificadores, sin egoísmos destructivos, sin vanas necesidades discriminatorias y con muchas ganas de compartir entre todos esta milenaria y actual creación llamada Israel.
 
Para concluir comparto contigo esta genial reflexión de Ludwig van Beethoven: “¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino.”
 
Dr. Guido Maisuls
Periodismo de opinión e investigación

Superman:: ¿Un Súper Héroe Judío?

superjewLos creadores de Superman fueron dos adolescentes judíos de Cleveland, Estados Unidos llamados Joe Shuster y Jerry Siegel en 1933, en una época donde el otrora emblema de los débiles del mundo, el pueblo judío, estaba amenazado por la destrucción proveniente de Hitler y el nazismo.

Kal-El (La voz de Dios) proviene del planeta Kriptón, Jor-El (Hoyo de Dios) era su padre, un sabio científico que advirtió de la inminente destrucción de Kriptón, pero nadie lo escucho, a semejanza de los profetas de Israel que anunciaron la destrucción de su patria y la diáspora de su pueblo.

"Jamás estarás solo. Viajarás muy lejos, mi pequeño Kal-el, pero no te abandonaré ni aún cuando la muerte nos lleve. La riqueza de nuestras vidas pasará a ti. Todo lo que tengo, lo que he aprendido, mis sentimientos, todo eso y más pasará a ti, hijo mío. Seré tu compañero todos los días de mi vida. Harás de mi fuerza la tuya. Verás mi vida a través de tus ojos y yo la tuya a través de los míos. El hijo se convertirá en padre y el padre, en hijo. Este es mi legado, todo lo que puedo darte, Kal-el."

Como vemos, su planeta de origen fue destruido por una gran catástrofe y Superman se salvó en un arca que fue enviado por su padre al planeta Tierra, tal como Moshe fue salvado de una muerte segura al ser enviado por su hermana Miriam en una cesta de mimbre a través del río Nilo y adoptado por una princesa egipcia convirtiéndose así en miembro de la familia real.

El bebé de Kriptón fue encontrado y adoptado por el matrimonio Kent, una familia de campesinos, quienes lo llamaron Clark Kent. Al crecer, Clark fue descubriendo habilidades y poderes sobrehumanos. Clark se convierte en Superman, haciendo uso de sus asombrosos poderes para luchar por la verdad y la justicia.

"¿Quien es? ¿De donde ha salido? ¿Porque lleva una "S" en el pecho? Aquel que consiga una entrevista con él habrá conseguido la noticia más importante desde que Dios habló con Moisés!".

Ya mayor, Clark es reportero del periódico El Planeta y un notable escritor de libros en la ficticia ciudad de Metrópolis. Es un refugiado de un mundo distante y destruido, adaptándose como pueda a esa nueva sociedad adoptiva.

"Lois, Clark Kent puede parecer un periodista vulgar, pero te aseguro que además de saber tratar a su redactor jefe con el debido respeto tiene un estilo de redacción depurado y director, y por si te parece poco en 40 años es el mecanógrafo más rápido que he visto" (Jefe White).

Vive en la diáspora, esa Tierra que es su planeta de adopción, que aunque ame, sigue añorando su planeta de origen Kriptón. Su existencia es desgarrada entre dos mundos muy distantes y diferentes y tiene dos identidades, en la cotidiana rutina es débil, tímido y temeroso pero cuando tiene que actuar por sus verdaderos objetivos, la justicia y la razón, se transforma en un súper hombre, en el hombre de acero, en el paladín de la ética y de la justicia.

Tiene dos nombres, Kal-El es su verdadera identidad de origen y Clark Kent es su presencia cotidiana en una nueva sociedad donde se encuentra inmerso, percibiendo ya desde muy joven de que cuenta con fuertes motivaciones en lo espiritual, lo ético y lo cultural además de sus superpoderes físicos.

Brad.- Clark, ¿cómo has llegado tan rápido?
Clark.-...corriendo.

Los ciudadanos bien intencionados lo admiran y valoran pero los malvados villanos lo odian y trabajan incansablemente para destruirlo aunque nadie conoce a ciencia cierta su verdadera esencia, su origen y sus proyectos futuros.

"Ellos pueden ser un gran pueblo Kar-El, desean ser un gran pueblo solo necesitan la luz que les muestre el camino. Por esta razón sobre todas, por la capacidad que tienen para hacer el bien te he enviado a ellos, a ti mi único hijo".

Para poder mantener sus atributos especiales debe vivir de acuerdo a ciertas leyes fundamentales, no puede estar en contacto con la kriptonita verde, la principal arma de sus archienemigos, porque lo debilita y puede llegar a matarlo.

"La mente triunfa sobre la fuerza" (Lex Luthor).

Sin lugar a dudas, la misión de Superman en la Tierra es muy clara y precisa, es utilizar todos sus superpoderes para defender a toda la humanidad de los enemigos de la verdad, de la justicia y de la libertad, con una eterna gratitud a esa Tierra y a esa familia Kent que lo cobijaron y lo protegieron y así algún día retornar y volver a reconstruir ese viejo planeta destruido que fuera su hogar ancestral de origen: Kriptón o el Israel terrenal.

"Ser Luz para las Naciones en la Tierra y luego retornar a vivir en Paz en su planeta de origen: Kriptón"

Queridos lectores, cualquier semejanza comparativa entre la supuesta ficción fantasiosa del hombre de acero y la realidad de la epopeya gloriosa del pueblo ancestral que fue expulsado de su Tierra Prometida hace 2000 años atrás, esa nación dispersa y débil en su obscura diáspora pero que logra al fin reconstruir su hogar nacional en su Kriptón añorado puede ser una simple coincidencia. ¿O no?

De lo que realmente, yo no tengo ningún lugar a dudas es que el hombre de acero además de ser el paladín de la verdad y la justicia universal es un legendario y visionario profeta de su Tierra Ancestral.

Por Guido Maisuls
www.identidades.com.ar

¿Qué mal le han hecho los judíos a la humanidad?

odio¿Es el antisemitismo una expresión de envidia?

A través de la historia se ha intentado exterminar a los judíos, desde los amalekitas, los asirios, los babilonios, los griegos, los romanos, los persas, los inquisidores españoles, los nazis y ahora en el presente, el Isis, el Hamas, la Hezbollah, el Irán nuclear y todo el amplio espectro del yihadismo islamico.

¿Qué mal, en toda la historia, le han hecho los judíos a la humanidad?

Hoy se escucha en casi todas las grandes ciudades del mundo "Fuera judíos de mi país" “Judíos a la cámara de gas”, “Muerte a los judíos” “Muerte a Israel”. Hoy ser antisemita ya no se percibe como algo reprobable sino como actitud políticamente correcta y atinada.

Como ejemplo, en Francia un 37% de los encuestados expresa abiertamente su odio judeo fóbico, en Alemania lo hace alrededor de un 27%; en Italia un 20%, en Polonia luego que millones de sus judíos fueron masacrados en Auschwitz son un 45% y en Grecia y Hungría sobrepasan el 60%.

La envidia, de acuerdo a las definiciones de la Real Academia Española es la tristeza o pesar por el bien ajeno y el deseo de algo que no se posee.

La vigencia del arquetipo del judío de siempre y que predomina hoy más que nunca en el mundo es el de un individuo de inteligencia aguzada, de una personalidad independiente, con una fuerte inclinación a aprender, con una marcada aspiración a una educación superior y siempre muy dispuesto a intervenir en todas las innovaciones que ofrecen las nuevas épocas.

La envidia se produce como consecuencia de dos tendencias que llevan al individuo a desear lo que no ha logrado tener y a compararse con los demás en diversos aspectos del quehacer humano.

¿Es el antisemitismo una expresión de esta envidia?

El pueblo judío, por su idiosincrasia, a causa de los interminables sufrimientos vivenciados a lo largo de sus mas de 3.300 años de vida, ha logrado atesorar un valioso cúmulo de aprendizaje, adaptación y experiencia que llevan a la práctica en todos los países donde les toca en suerte vivir, desarrollando así un marcados aspectos de pluralidad y tolerancia hacia las demás religiones y aceptando democráticamente a todas las corrientes internas judías ya sean ortodoxas, conservadoras, reformistas y liberales.

¿Es el antisemitismo una expresión de esta envidia?

El Premio Nobel fue concedido a 846 personas, de las cuales unas 194 son judías, un 23% del total de premiados, aunque sean menos del 0,2% de la población mundial.

Del total de premios, los judíos obtienen el 26% en los Nobel de Física, el 27% en Fisiología y Medicina, el 41% en Economía, el 20% en Química, el 12% en Literatura y el 9% en los premios Nobel de la Paz.

Entre los valores más envidiados suelen encontrarse el prestigio, el reconocimiento, el estatus ocupacional, el dinero, el poder, la calidad de vida y las posesiones materiales.

A través de toda la historia los judíos han aportado una dosis de talento vital a la humanidad en todos los campos del quehacer humano: de la cultura, de la literatura, de las artes, del periodismo, de la medicina, de las ciencias, de la filosofía, de la política, de la investigación, de la producción, de los negocios, de las finanzas y del entretenimiento.

"La envidia y el odio van siempre unidos, se fortalecen recíprocamente por el hecho de perseguir el mismo objeto" Del .Escritor francés Jean de la Bruyere.

¿La envidia es odio encubierto?
¿Cómo hizo Israel para transformarse en una próspera y pujante nación orientada a la innovación, al desarrollo y a la creatividad en forma tan veloz?

Continuar leyendo

¿Podemos prescindir de Israel?

¿Es Israel vital para los judíos del mundo?

banderaisrael


¿Podemos prescindir de Israel?

Ayer como hoy, hay quienes vienen repitiendo en forma monótona e incansable que Israel no representa a los judíos que viven a lo largo y a lo ancho de este mundo.

Pero si Israel no representara a todos los judíos del mundo: ¿Cuál otro de los 192 países independientes en el mundo y 42 territorios no independientes o colonias lo haría?

Podemos coincidir o disentir con este Estado de Israel, nos puede gustar o no su dirigencia, podemos amarlo o incomodarnos ante su épica presencia entre las naciones del orbe pero existen aun millones de miradas y emociones de judíos del mundo que se sienten representadas ante esta humana pero maravillosa creación de sus legendarios y recientes pioneros sionistas.

Pero ¿Qué sería de las comunidades judías del mundo sin la aureola protectora de Israel? ¿Qué seria para las comunidades judías del mundo la pérdida de la centralidad de Israel?

Este Estado de Israel tan injustamente demonizado tiene una cualidad extraordinaria que desgraciadamente hoy no la poseen los demás países de la región y es precisamente la elección de vivir en un sistema de completa democracia, de permitirles a sus ciudadanos poder desarrollar sus talentos en una forma completamente libre, permitiendo y potenciando la auto reflexión, la autocrítica, la capacidad de disenso y el pluralismo de ideas y sentimientos.

Sabemos que para muchos de los judíos del mundo aparecen molestas incomodidades que surgen de la voluntad de los gobernantes de sus respectivos países quienes votan descaradamente contra Israel en los organismos internacionales, cuestionándole el derecho de sus legítimas raíces a su tierra ancestral y sus necesidades básicas de seguridad y viabilidad como un estado soberano enclavado en un medio oriente que vive incendiándose perpetuamente por causas absolutamente ajenas a su voluntad.

Israel está protagonizando una heroica y difícil lucha y nos necesita a todos, a vos y a mí, a nosotros y a ustedes, a todas las personas que habitamos en este ancho y polifacético mundo pero nosotros, los judíos del mundo, necesitamos vitalmente la centralidad del Estado de Israel en este mundo que navega desorientado en medio del caos y la confusión hacia la absoluta nada.

Esta nota está inspirada en George Orwell cuando decía: “En una época de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario”.

Dr. Guido Maisuls
Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

 
Me gusta
Me gusta
Me encanta
Me divierte
Me asombra
Me entristece
Me enoja
 
Com

Entrevista a Claudio Epelman

claudioepelmanClaudio Epelman es el Director Ejecutivo del Congreso Judío Latinoamericano, rama regional del Congreso Judío Mundial.
El Congreso Judío Latinoamericano es la organización internacional que reúne a las comunidades judías de la región, actuando como su brazo diplomático ante gobiernos y organismos internacionales. Es la rama del Congreso Judío Mundial, institución que representa a las comunidades judías de más de 100 países.

Guido Maisuls: ¿Cuál es la situación actual en general de las comunidades judías latinoamericanas?

Claudio Epelman: El mundo judío en Latinoamérica es absolutamente diverso y es muy difícil tratar de encontrar condiciones transversales a toda la región, tenemos comunidades como Buenos Aires o la comunidad de Argentina en general que son absolutamente grandes, consolidadas, con instituciones que son gigantescas y comunidades muy pequeñas como existen en algunos lugares de Centroamérica, como la comunidad judía de Bolivia, la comunidad judía de Ecuador que son mucho más pequeñas y que nuclean tanta gente como alguna institución de Buenos Aires a lo mejor tendría en un Seder de Pesaj, comunidades que además de tener demografías distintas tienen bagajes culturales diferentes pues no es lo mismo pensar en comunidades caribeñas que en comunidades andinas por la idiosincrasia, por la formas de trabajo como las comunidades del cono sur que responden a otra lógica cultural.

Entonces es muy difícil hablar de la situación que enfrentan las comunidades en Latinoamérica, salvo muy poquititas cosas que tienen que ver con características comunes, la primera es que todas están trabajando, todas son activas, todas están con una serie de preocupaciones, todas tienen una organización increíble que a pesar de ser comunidades chiquititas tienen comités, comisiones directivas y cargos  que le permiten interactuar con la sociedad, les permiten ocuparse de la vida interna de la comunidad judía y por sobre todas las cosas relacionarse con el resto de las comunidades y eso es probablemente una de las singularidades de los judíos, muchos o pocos, siempre organizados, siempre conectados con el resto del mundo judío.

Guido Maisuls: La gente desea conocer la situación de dos comunidades judías latinoamericanas en particular por acontecimientos ocurridos en los últimos tiempos como en el caso de Cuba con el fallecimiento de Fidel Castro que gobernó por muchas décadas la isla y de Venezuela donde una parte importante de la población judía ha emigrado a otros países. ¿Podes aportar algunas precisiones?

Claudio Epelman: La comunidad judía de Cuba es una comunidad que a lo largo de todo el tiempo de residencia en la isla, antes de la revolución, durante la revolución y luego durante el gobierno de Fidel y de Raúl Castro se mantuvo como comunidad organizada. Existen comunidades judías en siete ciudades de Cuba, en La Habana existen distintas sinagogas donde a lo largo de todo el tiempo y en forma ininterrumpida continuaron la vida judía en todas las comunidades y en las diferentes ciudades, integrados en el marco de una sociedad en la cual sostuvieron su identidad, dieron un matiz de una singularidad de ser muy pequeña pero absolutamente respetada por la sociedad y el gobierno cubano, sostuvieron y mantuvieron las tradiciones y hoy están de nuevo con muchas expectativas, trabajando juntos con nosotros el Congreso Judío Latinoamericano,  en  los nuevos procesos políticos geoestratégicos que está atravesando la isla donde la comunidad esta convertida en un importante factor de vinculación de Cuba con el mundo y muy orgullosos ellos de haber sostenido su identidad judía, su vida judía y todo lo que tiene que ver con la comunidad a lo largo de todo este período.

Guido Maisuls: Una buena parte de la comunidad judía de Cuba se trasladó a Miami en las primeras épocas de la revolución cubana.

Claudio Epelman: Lo que ocurre es que la comunidad judía vive en un país y no está exenta de la realidad de ese país y muchos cubanos decidieron al principio de la revolución abandonar la isla y muchos judíos dentro de esos cubanos, muchos cubanos decidieron quedarse y entre ellos habían muchos judíos también y en ese sentido la comunidad integrada a la sociedad le ocurren las mismas cosas que le pasan al país y Cuba es un ejemplo más de esto y es cierto hay muchos judíos cubanos en Miami pero también hay muchos judíos en Cuba que sostuvieron la vida judía en la isla que se convirtió en un centro de atracción turístico donde la comunidad está trabajando en algunos proyectos de la UNESCO para convertirse en parte del patrimonio cultural de la isla, con muchas anécdotas, con muchas historias y con una riquísima tradición en la historia que hace que los turistas judíos que visiten Cuba y muchos no judíos también, están obligados a pasar por un circuito de sinagogas y el circuito guiado de la historia en el barrio judío de La Habana.

Guido Maisuls: ¿Y en Venezuela que ocurre con la comunidad judía?

Claudio Epelman: En Venezuela lo mismo que te decía de Cuba, cuando el país atraviesa situaciones difíciles la comunidad atraviesa situaciones difíciles, Venezuela está hoy en un momento social-político difícil y económico complicado y a la comunidad judía le pasa lo mismo y en ese contexto la comunidad judía forma parte de la sociedad venezolana, está trabajando y tratando de sostener la vida judía comunitaria y contener la vida judía en un proceso importante de diálogo e interacción permanente con el gobierno, viviendo su judaísmo a pleno, matizando la sociedad caribeña con la identidad judía.

Es una comunidad que tiene algunas singularidades porque en general en Latinoamérica los sefaradíes son una clara minoría dentro de las comunidades judías, Venezuela es una comunidad que es distinta ya que conviven sefaradíes y asquenazíes con dos fuertes comunidades organizadas en Vaad Hakehilot, con organizaciones que los representan ante el gobierno y como parte de los procesos migratorios muchos venezolanos decidieron abandonar el país y muchos judíos venezolanos decidieron irse  y esto tiene que ver con parte de los procesos migratorios generales de los países y particulares de los judíos, es muy difícil encontrar cementerios judíos donde estén enterrados las cuatro generaciones porque nos vamos moviendo y esto es parte de nuestra historia.

Guido Maisuls: ¿Cómo ves a la Comunidad Judía Argentina?

Claudio Epelman: La Comunidad Judía Argentina tiene una singularidad de ser una de las comunidades judías más grandes del mundo y entonces eso le da también unas características particulares, hace que la comunidad tenga una riqueza y un pluralismo inusitado que se ve en sinagogas que van desde las que representan el mayor de los liberalismos hasta las de más profunda observancia, donde un judío advertido llega a Buenos Aires y la oferta del menú que tiene para pasar un Shabat es absolutamente amplio y después del Shabat también si quiere participar en clubes, en instituciones grandísimas con miles de socios. La idea de countries donde los judíos viven dentro de un club es un fenómeno absolutamente singular de la Argentina que tiene que ver con parte de la cultura argentina pero con la demografía de la comunidad que la hace tan particular que permite que miles de judíos se agrupen en una sola organización y que vivan dentro de esa institución, eso no lo encontramos en ningún lugar del mundo.

Escuelas comunitarias que tienen propuestas sionistas, otras que tienen propuestas seculares y aquellas que tienen propuestas absolutamente ortodoxas, con alto nivel de inglés, con un inglés bajo pero con un hebreo alto o sea la cantidad y la riqueza de organizaciones que conforman la Comunidad Judía Argentina es una cosa bastante difícil de encontrar en el mundo y eso es lo que la hace como una comunidad tan singular y que tiene un potencial absolutamente increíble y una presencia social muy grande porque justamente el tema de que tenga una concentración tan importante de judíos, una presencia judía importantísima que se percibe en la Argentina en todos los sectores, en la cultura, la música, la política, la ciencia y esa presencia judía se convierte en una de las facetas de la ciudad, particularmente en Buenos Aires donde la concentración de los judíos en relación a los habitantes es probablemente una de las más alta del mundo.

Guido Maisuls: ¿Qué vínculo tiene el Congreso Judío Latinoamericano con Israel?

Claudio Epelman: La lógica del Congreso Judío dice que los judíos que viven en un país no son solamente los judíos que viven en ese país, son parte del pueblo judío y entonces lo que nosotros intentamos hacer es articular esa relación con cada una de las comunidades de esos países, con todas las comunidades judías y también con la comunidad judía de Israel, la comunidad más grande del mundo. Hasta hace muy poco tiempo la comunidad judía más grande del mundo era la comunidad de los Estados Unidos y hoy la comunidad judía de Israel creció y supero en número a la comunidad judía norteamericana, entonces la interrelación entre todas las comunidades y la comunidad judía de Israel existe y además de eso se da el hecho de que Israel ocupa un lugar central en la definición identitaria de cada una de las comunidades y de cada uno de los judíos pues hay vínculos de carácter histórico, religioso, místico, ideológico y político  entre las comunidades y el Estado de Israel. El Congreso trata también en este sentido de facilitar y articular ese relacionamiento y de mantener a partir de eso ese sentimiento vivo de que somos todos partes de un mismo pueblo que es el pueblo judío.

Guido Maisuls: ¿Cual es la visión del Congreso Judío Latinoamericano sobre los grandes cambios geopolíticos que se están produciendo a nivel mundial, primero la globalización y ahora movimientos que tratan de escapar de ella con renovados nacionalismos, de cerrarse nuevamente al mundo?

Claudio Epelman: Hay dos cuestiones que creo que vale la pena comentar por separado, la primera es que la globalización es un fenómeno del mundo que tiene un par de décadas pero el mundo judío tiene 3500 años de globalización o sea el pueblo judío siempre se consideró parte del mismo pueblo y hay un concepto que es el leitmotiv del Congreso Judío Mundial que dice que cada judío es responsable por sus hermanos, por el resto de los judíos y esos vínculos solidarios que vinculan a un judío con el otro, a una comunidad judía con la otra hicieron que la globalización judía sean un fenómeno de 3500 años de historia y solamente para citar alguna referencia de lo que significa esta experiencia judía del siglo pasado y no solamente de lo que significó la persecución y el holocausto sino también en algunos ejemplos positivos, cuando los judíos de la Unión Soviética eran prisioneros por su condición de judíos, todos los judíos se sentían movilizados y el mundo judío estaba absolutamente compenetrado de lograr la libertad de estos judíos y la posibilidad de que esa comunidad pueda tener una vida judía plena; cuando los judíos fueron rescatados de Etiopía el mundo judío se movilizó y cada judío era sensible y estaba pendiente de lo que pasaba en Etiopía; cuando los judíos vieron el atentado de AMIA que hubo en Argentina sintieron que fue un atentado contra los judíos, en cada una de las comunidades judías que hay en el mundo entonces esta es la globalización judía que le ganó por unos 3500 años al fenómeno globalizador del mundo.

La segunda cuestión tiene que ver con lo que pasa el mundo y no con los judíos, es cierto que existen algunos fenómenos de nacionalismo pero también es cierto que los judíos somos perseverantes y que vamos a trabajar para que en el mundo se pueda sostener el concepto de libertad, el concepto de diversidad de la sociedad, tratando de construir  sociedades plurales donde las diferentes expresiones identitarias de distintas comunidades que conforman cada una de las naciones puedan preservarse y en ese lugar los judíos vamos a ir tratando de sostener estos valores republicanos, de democracia y de libertad donde las comunidades judías puedan seguir trabajando. Es cierto que nos va a generar algún choque, nos va a generar alguna tensión pero es cierto también que vamos a perseverar en la lucha por estos valores que después del holocausto hemos aprendido que son centrales para la humanidad.

Claudio Epelman es el Director Ejecutivo del Congreso Judío Latinoamericano, rama regional del Congreso Judío Mundial.
El Congreso Judío Latinoamericano es la organización internacional que reúne a las comunidades judías de la región, actuando como su brazo diplomático ante gobiernos y organismos internacionales. Es la rama del Congreso Judío Mundial, institución que representa a las comunidades judías de más de 100 países.

Dr. Guido Maisuls
Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

Armas judías de destrucción masiva

Armas judías de destrucción masiva
Jewish Weapons of Mass Destruction
(Primicia exclusiva del documento secreto original, en ingles)

El original de este trabajo es obra de un autor desconocido. 

Jewish Weapons Of Mass Destruction
www.jr.co.il/humor/jewish-food.htm
by Larry from L.A.??

www.haruth.com/jhumor/jwmd.htm
[ Author Unknown -- from Stan Kegel, via 'Buffalos Chips' (buffalos-g-jokes.yahoogroups.com) ].

 

sufganiyot

 

GUIDO MAISULS/ TRADUCCIÓN MAY SAMRA EN EXCLUSIVA PARA ENLACE JUDÍO

Aqui develamos los secretos mejor guardados durante siglos por los judíos. E iniciamos con las armas de la temporada:

LATKES

Una estructura de hot cake; nada que ver con lo que un restaurante saludable de primera clase ofrecería, pues, en un latke, la grasa se mantiene dentro de la torta.

Se elabora con papas, cebollas, huevos y harina de matzá.

Los latkes se pueden comer con salsa de manzana, pero también pueden ser utilizadas para peinar el cabello, lustrar los zapatos o pulir el automóvil.

Corre un rumor de que, en la época de los Macabeos, se encendió un latke por error y que ardió durante ocho días.

Lo que es seguro es que quién lo coma tendrá agruras por la misma cantidad de tiempo.

Saben muy bien, pero detendrán su corazón si la grasa se enfría.

MATZÁ

EL castigo por escapar de la esclavitud. Que consiste de una simple mezcla de harina y agua – no hay huevos o sabor en absoluto.

Cuando está bien hecho,sabe a una caja de cartón reciclado del vertedero de basura de Tel Aviv.

Lo que la rescata es que llena y queda en el estómago durante mucho tiempo – a veces demasiado tiempo; es aconsejable acompañarla de muchas ciruelas.

Si la ciruela no funciona, pruebe con el aceite de ricino, o incluso pólvora como último recurso -antes de que un cirujano intervenga.

KASHA VARNISHKES

Uno de las “delicias” poco conocidas, que son aún más difícil de pronunciar que cocinar.

No tienen nada que ver con el barniz, pero son básicamente una mezcla de trigo y pasta en forma de moño (no es espaguetti).

¿Por qué moño? Muchos sabios en el Antiguo Testamento han hablado de ello y acuerdan en que fue una madre judía de la antigüedad quien dijo : “Hijo, tú no puedes sentarte a la mesa sin corbata- o, Dios no lo quiera, colocar los codos sobre la mesa.”

Si mamá dijo: “moño”, es mejor creer que es lo que la familia solía usar, aunque se tuviera que inventar sobre la marcha.

BLINTZES

No debe confundirse con la máquina de guerra alemana “blintzkreig”.

¿Puede usted imaginar el Jerusalem Post en 1939, con grandes titulares anunciando:

“Alemanes lanzan toneladas de blintzes de queso y arándanos sobre Polonia. Habrá escasez de crema agria”?

Básicamente, ésta es la respuesta judía a las Crepes Suzettes. Las han ofrecido en el menú de la International House of Pancakes, pero nadie sabe qué demonios son.

Bendecidos por la ignorancia, algunos las sirven congeladas, directamente desde la fábrica de blintzes. Ninguna mujer moderna tomaría tiempo de hacerlas si puede encontrar una tienda de comestibles que las venda congeladas (asumiendo que pueda encontrar a alguien en esa tienda que sepa donde están).

KISHKE

¿Conoces el Haggis escocés? Bueno, este guiso no es el Haggis. Recuerden lo que les digo, si va a los Highlands.
Usted no quiere comer Haggis, no importa cuánto whisky escocés haya tomado . En los viejos tiempos, se utilizaba intestino animal – entre otras cosas- para hacer kishke.

Hoy en día usamos papel de pergamino o de plástico (hecho en China). ¿Y con qué lo rellenamos? Con zanahorias, apio, cebolla, harina y especias. La habilidad no constituye en cocinarlo, sino en añadirlo al cholent (ver más abajo) y dejar que se cocine a fuego lento durante 24 horas, hasta que no hay posibilidad alguna que le quede valor nutricional alguno.

La salsa se puede comprar en cantidades industriales en cualquier autoservicio.

KREPLAJ

Suenan peor de lo que saben. Hay un debate rabínico sobre su origen. Un rabino afirma que se inició cuando una galleta de la suerte china cayó en la sopa de pollo.

Otro afirma que se inició en un restaurante italiano, donde el dueño le gritó al chef: ¡Tu pasta parece crepa! La pasta puede ser suave, dura o empapada; y la cantidad de carne en el interior depende de si la cocinera es tu madre o tu suegra. En cualquier caso, sabe mejor si se hace en una tienda de delicatessen en Manhattan, donde sirven la sopa en barriles.

CHOLENT

Esta combinación de gases nocivos ha sido el arma secreta de los judíos durante siglos.

La combinación única de frijol, cebada, patatas y carne de hueso tiene como objetivo adherirse a las costillas y todo lo que entra en contacto con ella. Precursor de Superglue.

En un restaurante de lujo de México (kosher, por supuesto) escuché alguna vez el siguiente comentario de un joven que había tenido su primera experiencia mexicana con frijoles refritos: “Qué, ¿aquí también sirven sobras de cholent? ”

Alguna vez, una Jewish American Princess se le ocurrió algo original para sus invitados (probablemente su primero e último intento de la cocina, a la tierna edad de 25 años).

Hizo hamburguesas de cholent para la cena la noche del domingo. Los invitados nunca regresaron. Los perros se comieron las hamburguesas, pero más tarde vomitaron y tuvieron que ser trasladados en ambulancia a la sala de emergencias para mascotas.

GEFILTEFISH

Hace unos años, un político israelí tuvo problemas con el filtro en su estanque de peces y uno de sus peces se quedó atascado dentro del mismo.

Su hijo (de 5 años de edad) preguntó: “¿Es por eso que lo llamamos ‘ge-filtro fish?” Originalmente se trataba de una carpa rellena con pescado picado y mezcla de vegetales. Hoy en día, por lo general, está compuesto de pequeñas bolas de pescado y se come con rábano picante (se pronuncia ‘chrain “para rimar con “insane”, lo que tiene que ser alguien para infligir este platillo a sus entrañas); se califica según la rapidez en la que lleva lágrimas a los ojos.

El nombre de este plato asusta incluso a gentiles maduros y sofisticados, los cuales huyen cuando lo escuchan mencionar….

BAGELS

¿Cómo terminar este artículo sin mencionar el arma de defensa judía por excelencia, el bagel?

Como en la mayoría de los alimentos hay leyendas que rodean el bagel, aunque yo no conozco a ningún otro alimento que fuera descubierto cuando, accidentalmente, donas sin azúcar se quedaron petrificadas.

Hubo rumores persistentes de que los inventores del bagel fueron los noruegos, quienes no sabían cómo vender su salmón ahumado.

Piénsalo: ¿Puedes imaginarte comiendo salmón ahumado o trucha con pan blanco? ¿ De centeno? Una galleta? ¡Naaa!

El laboratorio de investigación de las Fuerzas de Defensa Israelíes buscó algo duro y casi indigerible que no se aguadara con el queso untable y no ocupara demasiado espacio en los kits de racionamiento del desierto ¡Y lo encontraron!

¿Y por qué el agujero? Muchos filósofos creen que el agujero es la esencia y que el único propósito de la masa alrededor es indicar dónde se coloca el agujero.

GUIDO MAISULS/ TRADUCCIÓN MAY SAMRA EN EXCLUSIVA PARA ENLACE JUDÍO

Jag Janucá sameaj חג חנוכה שמח
Feliz Janucá !!!

Continuar leyendo

Copyright © 2015 - Identidades - Todos los Derechos Reservados.
Todas las publicaciones generadas por "Identidades" sólo podrán ser reproducidas total o parcialmente en otros medios, citando la fuente.