¿Cuanto perdón necesitamos?

kipurPor Guido Maisuls

En estos días de profunda reflexión e introspección que pasan y mientras estoy solo frente a mi computadora con el viejo hábito de volcar mis pareceres, mis sentimientos y mis deseos sobre este familiar teclado, se me ocurrieron algunas dudas verdaderas y certezas relativas - valgan las redundancias de las expresiones – que me atrevo a compartirlas con todos ustedes.

Cuando se acercan estos días terribles, irrumpe en mi una gran necesidad interior: un deseo de pedir perdón, que me disculpen de las faltas que he cometido contra mi prójimo pero también necesito encontrar de donde pueda, esa vital porción de grandeza espiritual necesaria para perdonar las faltas u agravios que a su vez fueron cometidas contra mí.

Aquí mis sentidos sentimientos de perdón en estos días tan especiales del año, entran en violenta colisión con la terrible realidad que nos circunda. Pero, ¿Cuanto perdón se necesita realmente para borrar tanta vana y gratuita crueldad humana?

¿Cuanto perdón necesita el ser humano para eliminar el hambre, la pobreza y las injusticias producidas a su prójimo?

¿Cuándo quedarán completamente sin vigencia el hambre y la pobreza e irá desapareciendo rápidamente la pornográfica brecha existente entre ricos y pobres y se dejará de consumir irresponsablemente los recursos naturales para ponerlos definitivamente al servicio de todos los seres humanos?

¿Cuando los países mas ricos y poderosos del planeta tomarán la novedosa decisión de compartir los conocimientos científicos, la producción de alimentos, los servicios de salud y de educación de excelencia, con todas la naciones que tengan un porcentaje relativamente alto de población viviendo en la pobreza, el analfabetismo, el hambre y la marginación?

¿Cuanto perdón alcanza para que el ser humano destierre para siempre la discriminación y el odio gratuito hacia sus semejantes?

¿Cuando la gente comenzará a darse cuenta de que todos somos miembros de una misma raza - la humana - aunque existan diversos rasgos externos, creencias, costumbres culturales y lugares de origen que nos hacen diferentes?

¿Cuanto perdón requiere el ser humano para hacer desaparecer las guerras?

¿Cuándo los líderes mas influyentes y encumbrados del mundo islámico, decidirán separarse definitivamente de la descabellada idea de expandir compulsivamente el Islam a los no creyentes y dejar para siempre de lado el mal sueño de dominar completamente el planeta con sus creencias?

¿Cuando declararán completamente perimida esa otrora y creciente corriente fundamentalista que consagra la guerra santa contra el infiel o el diferente, como el instrumento obligado para el triunfo de su fe y de su cultura?

¿Cuándo estaremos viviendo nuevas épocas en que el fanatismo y el fundamentalismo en general se convertirán en viejos trastos inútiles?

¿Cuándo, en muchos rincones del planeta, sus habitantes no despertaran cada mañana - con el filo de la espada sobre sus cabezas – con la amenaza de aniquilamiento nuclear, destrucción y limpieza étnica, bombardeos de misiles, ataques terroristas, advertencias y maldiciones, injurias e improperios, amenazas veladas y al descubierto?

¿Cuando se tendrá conciencia en el mundo, del Deuteronomio 15,7? "Cuando haya en medio de ti algún hermano necesitado, en la tierra que el Señor, tu d-os, te da. No endurecerás tu corazón. No cerrarás tu mano sino que la abrirás generosamente y le prestarás lo que necesite".

Pero, creo decididamente que más allá del terror también hay vida, mas allá de la oscuridad también hay luz, mas allá del mal también hay bien. No todo esta perdido en este mundo.

Es mi gran utopía y mi ferviente deseo de que la solución de eternos conflictos termine devorando definitivamente al terror, a la intolerancia, a la irracionalidad, al odio gratuito y a la incomprensión entre los pueblos.

Estamos pisando lo talones de una nueva época donde nacerá una nueva generación humana que llegarán a ser los constructores del mañana. Nos dejarán sorprendidos y con la boca abierta pues vendrán a imponer en este sufrido mundo una nueva ética, una nueva forma de encarar la vida, sin prejuicios descalificadores, sin egoísmos destructivos, sin vanas necesidades discriminatorias y con muchas ganas de compartir entre todos esta maravillosa creación llamada planeta Tierra.

"Todo tiene un principio, todo tiene un final, todo lo que empieza algún día siempre termina en algún lugar pues la vida nunca fue una historia sin final". “A toda cuestión le he visto final”, David (Tehilim 119:96).

Seamos realistas, aunque en el mundo ocurran hechos desagradables.

Aunque los noticieros nos cuenten de guerras y egoísmos.

Aunque en nuestra vida aparezcan serios obstáculos a superar.

Existen instantes de felicidad.

Existen seres queridos que nos aman.

Existen Seres Humanos de “fierro” como vos, como tú y como él.

Y a modo de conclusión y con mi más sentida sinceridad, te solicito a ti, querida/o amiga/o, tu verdadero y sentido Perdón.
Si con mis escritos, opiniones y pareceres pude haberte ocasionado algún daño o falta y si fuera realmente así, estoy profundamente convencido de que estuvo fuera de mi conciencia y cuento desde ya con tu generosa absolución.

06 de octubre de 2016

Dr. Guido Maisuls
Buenos Aires, Argentina
Periodismo de opinión e investigación

¿Volver a empezar de nuevo?

granadasA veces sentimos que el tiempo se nos escapa de las manos como diminutos granos de arena entre nuestros torpes dedos. Estamos ya en octubre y de pronto observamos azorados al rugoso y desgastado almanaque, maltrecho de tantas anotaciones, tachaduras y otros manoseos y vemos que ya le esta quedando muy poco hilo en su maltratado carretel y el fin esta amenazando seriamente su largo año de existencia. De pronto nace de la nada, una brillante luz que de vida en nuestros adormecidos sentidos de la percepción, un brillante letrero dorado con una sorpresiva leyenda:

Rosh Hashanah 5777.

Entonces me invade la memoria, esa hermosa canción de Alejandro Lerner que endulzaba mis sentidos hace unos cuantos años atrás, cuando yo subía a la Tierra de Israel, cargado de aquella gran mochila de sueños y esperanzas: “Volver a empezar”

“Volver a empezar 
que aun no termina el juego. 
Volver a empezar 
que no se apaga el fuego. 
Volver a empezar 
Volver a intentar”

Todo tiene un principio, todo tiene un final, todo lo que empieza algún día siempre termina en algún lugar pues la vida nunca fue una historia sin final.

“A toda cuestión le he visto final”, 
David (Tehilim 119:96)

Rosh Hashana quiere decir literalmente la cabeza del año y no es precisamente lo mismo que año nuevo. 
Y ya que estamos hablando de cabezas, debemos acordarnos de la costumbre que viene de nuestros antepasados de comer cabeza de pescado o de oveja en la primera noche de la festividad. Por eso, antes de comer se bendice: "Quiera ser Tu Voluntad, que podamos ser cabeza y no rabo".

Polemiza el vulgo anónimo: 
“mejor ser cabeza de ratón que cola de león” 
“mejor ser que cola de león que cabeza de ratón”

Pero nos dice el Tamud. 
“Prefiere ser la cola de un león que la cabeza de un perro”

Siempre me preguntaba que evento importante conmemoramos en esta popular cabeza del año, en este primer día de Tishrí, en este volver a empezar. Y la respuesta oficial que obtuve fue muy sencilla y literal:

Hace 5777 años atrás, en este preciso día, Dios creó a Adam Harishón (Adán) y su mujer Javá (Eva). Este primer día de Tishrí es el cumpleaños 5777 del ser humano.

"Y formó el Eterno Elokim al humano, polvo de la tierra. Y sopló (vaipak) en sus narices aliento de vida, y el humano llegó a ser un ser viviente." (Bereshit / Génesis 2:7).

Pero realmente: ¿Quienes somos los seres humanos?

Me decía mi querida e inolvidable abuela Sara: "puedes estudiar, trabajar, viajar, amar, vivir y soñar, puedes hacer todo lo que desees y lo que sientas pero al final deberás ser nada mas y nada menos que un mentch, un ser humano integro y derecho"

Hoy, yo ya descubrí quién somos y el saberlo me hace muy feliz, me hace sentirme realizado, somos lo que siempre deseamos y pudimos llegar a ser. Somos simplemente, “seres humanos”.

“Amado es el ser humano, pues fue creado a imagen de Dios…” Rabbí Akiva (Mishna Avot 3:14)

“Yo soy yo y mi circunstancia.” 
José Ortega Y Gasset

Desde entonces transcurren inexorablemente nuestras humanas vidas por todos los misteriosos y repetitivos senderos de la historia, los cotidianos caminos de todos los días, de todas las generaciones, incluida la nuestra: 
"Generación va y generación viene, más la Tierra permanece siempre igual. El Sol se levanta, y se pone el Sol, y vuelve a su lugar y nace de nuevo. Lo que fue y lo que ha de ser, lo que se hace, eso se volverá a hacer. No hay nada nuevo bajo el Sol." Eclesiastés 1:4

"La vida es aquello que te va sucediendo mientras estás ocupado haciendo otros planes." 
John Lennon

"No hay final. No hay principio. Es solo la infinita pasión de la vida." 
Federico Fellini

Existen muchas clases de hombres, están aquellos que cruzan la vida nadando hacia la otra orilla contra la corriente y también existen otros, los que solo se conforman con bañarse únicamente en esta orilla. 
Intento estar junto a los primeros, intento vivir eternamente naciendo cada día de nuevo. Y ¿que seria de mi si al levantarme cada mañana no tuviera el valor de intentar algo nuevo?

¿Volver a empezar de nuevo?

¡SHANÁ TOVÁ UMETUKÁ! 
¡Un año bueno y dulce!

Guido Maisuls
Buenos Aires, Argentina
www.identidades.com.ar

Los Judíos, ¿Sabemos de donde venimos?

identidades4Por Guido Maisuls

Hace mas de veinte siglos y en la Tierra de Israel, nuestro pueblo judío habitaba pacíficamente en los territorios de la Galilea, en las alturas del Golán, en el oasis de Beer Sheva, en lo que es hoy la Franja de Gaza, en la Samaria y fundamentalmente en la Judea y sus antiguas ciudades de Jerusalem, Shjem, Jericho, Hebron, y Bethlejem.

Desde mucho antes de ese entonces eramos el pueblo aborigen de estas tierras de Israel. Eramos y somos los que muchos denominaron como los judíos, hebreos, israelitas, israelíes o como mas les plazca llamarnos. Para mayor precisión el término Judío en castellano o Yehudi (יהודי) en hebreo, se refiere actualmente a nosotros, a los descendientes de aquellos aborígenes que poblaban desde hace 3.500 años esta legendaria región.

Fueron épocas de mucho desorden y perturbación, tiempos en que nuestros antepasados judíos, que de por si era gente muy libre y rebelde cuando se les quería imponer yugos externos, se sublevaban valientemente contra las sucesivas dominaciones de los imperios de turno: Babilonia, Asiria, Persia, Grecia y Roma.

Nuestro pueblo judío sufrió a través de la historia grandes y dolorosos exilios, expulsiones, genocidios, persecuciones y discriminaciones, injustas acusaciones, conversiones forzadas y asimilaciones obligadas y nuestra gente resistió como pudo: luchando de frente, huyendo, escondiéndose, adaptándose, mimetizándose con el medio, nadando contra la corriente y a veces a favor de ella, el objetivo fue siempre sobrevivir como persona y como judío, aferrándose a uno de nuestros mas sagrados principios: nuestro amor a la vida.

Esto trajo como consecuencia que hoy, alrededor del mundo, aparezcamos con diferentes apariencias, con diversos idiomas, con distintos colores de piel, con costumbres multifacéticas, incluso con aspectos muy difícil de identificarnos como tales, por esto hoy el judaísmo es multiétnico y pluralista pero compartiendo un origen y un gran destino en común.

En los últimos mas de sesenta años hemos sido merecedores del comienzo de nuestro retorno a nuestro hogar ancestral, la tierra de Israel. Desde los albores de lacivilización hemos sido como un impetuoso y arrollador río caudaloso que arrancando desde las primeras vertientes de agua pura y cristalina en nuestra formación como nación ha recorrido grandes distancias históricas.

Ese profundo río, se ha detenido en numerosas embalses y represas y luego ha continuado su persistente marcha hacia nuestro gran destino final, restablecernos y realizarnos definitivamente como pueblo en nuestro hogar nacional y así convivir armónicamente en el seno de las naciones del mundo, aportando de lo nuestro lo más valioso que tenemos y poniéndolo al servicio de toda la humanidad.

Todos nosotros tenemos el derecho y el deber de poder ser herederos de la tierra deIsrael y de continuar viajando hasta el final de la historia, hacia la desembocadura de nuestro caudaloso río en el ancho y profundo Océano del Futuro.

Nosotros los aborígenes judíos, no arribamos aquí de ningún planeta lejano, no le robamos la tierra a ningún hipotético pueblo palestino, no somos el invento de algunas mentes trasnochadas, no cometemos genocidios, no discriminamos a las personas por ser diferentes, ni practicamos el apartheid y la xenofobia con nadie. Simplemente hemos retornado luego de 2000 años al mismo territorio de nuestros antecesores.

Creemos en los mismos valores de nuestros antepasados desde hace miles de años.

Recibimos las mismas enseñanzas de Paz y de Justicia de nuestros profetas de todas las épocas.

Nos comunicamos con el mismo lenguaje hebreo que hablaban nuestros patriarcas y nuestras matriarcas.

Nuestro mismo corazón sigue latiendo entre los antiguos muros y las estrechas callejuelas de nuestra amada ciudad de Jerusalem.

Nos seguimos llamando con los mismos nombres de entonces: los hebreos, los judíos, el Pueblo de Israel.

Nosotros los judíos seguimos siendo los mismos aborígenes de antes, de ahora, de siempre y para siempre en nuestra amada, eterna y aborigen Tierra de Israel.

"Si me olvidare de ti, oh Jerusalem, mi diestra sea olvidada. Mi lengua se pegue a mi paladar, si no ensalzare a Jerusalem como preferente asunto de mi alegría."
Tehilim / Salmos 137: 5 y 6.

Por Guido Maisuls
Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

¿Quienes son los judíos para los judeófobos?

antipalestinoLos especialistas expresan que una fobia es la personificación del pánico o miedo que manifestamos cuando tenemos un sentimiento de odio o rechazo hacia algo o alguien. Ejemplos de fobias abundan. La xenofobia: temor y odio a los extranjeros o extraños. La islamofobia: temor y odio a las culturas islámicas o musulmanas. La judeofobia: temor y odio hacia lo judío. Y tantas otras, imposibles de enumerar.

Los psicólogos y psiquiatras han llegado a la conclusión que uno de los elementos básicos de la fobia es el prejuicio, la tendencia a juzgar de antemano, a "prejuzgar", a emitir juicio sobre un tema u objeto antes de analizar las evidencias o las experiencias previas.

La judeofobia es el miedo extremado e irracional a los judíos, a su cultura, a su historia, etc. que en lo superficial se manifiesta como rechazo y odio acentuado a la presencia real o virtual de los judíos.

La judeofobia es la expresión desembozada de un autentico racismo primitivo. Así como el racismo blanco niega a los hombres de color sus derechos básicos. Así como el Islam fundamentalista niega a las demás creencias su razón de ser. Así como el nazismo negó el derecho a la vida a los judíos, gitanos, discapacitados y homosexuales, los judeofobos le niegan al pueblo judío el derecho inalienable a vivir, crecer y realizarse donde quiera que vivan. La judeofobia es simplemente racismo porque es una simple y burda expresión de anti humanismo.

“La judeofobia es una psicosis, como tal hereditaria y como enfermedad hereditaria de más de 2.000 años”. "La judeofobia es una variedad de demonopatía....para los vivientes el judío es un cadáver, para el nativo es extraño, para el sedentario un nómada, para el propietario un mendigo, para el pobre un explotador y un millonario, para el patriota un apátrida, para todos un rival odiado" según León Pinsker quien en 1882 define la judeofobia como una enfermedad socio-patológica contra los judíos.

Una mentira judeófoba es una historia inventada o falsificada para incitar a la discriminación y a la xenofobia. Un ejemplo típico es la vieja y reincidente teoría de la conspiración judía, asentada en viejos mitos tan arraigados en las diferentes sociedades contemporáneas gracias a tanto machaque realizado intencionalmente durante largas centurias.

Los judíos como todos los seres humanos no son perfectos y tienen muchas debilidades aunque ello no justifica las falsas acusaciones según las cuales crucificaron a Jesús, bebieron la sangre de niños cristianos, envenenaron los pozos de agua, practicaron la usura, quieren dominar el mundo e inventaron para ello la masonería, el sionismo, la democracia, el capitalismo, el comunismo y una lista tan larga que temo aburrirlos si la prolongo indefinidamente.

¿Quienes son los judíos para los judeófobos?

Los pensamientos judeófobos son completamente contradictorios, irracionales y confusos Para los judeofóbos, los judíos son seres duales y desdoblados pues:

Son los que se aferran a la tierra de Israel y a su vez son empedernidos cosmopolitas.

Son explotadores capitalistas y también agitadores revolucionarios marxistas.

Son agresivos militaristas y a su vez pusilánimes pacifistas.

Son los que se adhieren a una religión constituida pero son también agentes de marcados cambios radicales.

Son el pueblo dedicado a la Ley escrita y mientras tanto son moralmente decadentes.

Son el pueblo elegido pero pertenecen a una especie humana de categoría inferior.

Son acentuadamente orgullosos y a la vez huidizos y solapados.

Son los precursores del individualismo e impulsores del colectivismo.

Son los culpables de crucificar a Cristo pero fueron los inventores del cristianismo.

Son en su ficción fantasiosa, los que detentan absolutamente el monopolio del mal.

"Si el judío no existiera, el antisemita lo inventaría".
Jean Paul Sartre

Algunos ejemplos de Judeofobia reciente:

La judeofobia de Abu Mazen

Hace pocos días, el presidente palestino Mahmud Abbás sentenció: "Hace sólo una semana, un grupo de rabinos en Israel anunció, e hizo un anuncio claro, exigiendo al gobierno que envenene el agua para matar a los palestinos" y fue ovacionado con gran entusiasmo por los legisladores de la Unión Europea.

Abu Mazen estudió leyes en Egipto y después continuó su formación en la Universidad Oriental en Moscú donde concluyó sus estudios con la siguiente tesis doctoral: “La Conexión entre el Nazismo y Sionismo 1933-1945”. Luego publicó un libro con un título algo diferente: “La Otra Cara: la Conexión Secreta entre los Nazis y el Movimiento Sionista”. Un pensamiento muy afín al del presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad.

En su tesis, Abu Mazen intenta deslegitimar al movimiento sionista, inventando el supuesto acuerdo de 1935 entre las autoridades nazis y la dirigencia sionista de aquella época, que permitieron la fuga de los judíos alemanes a Palestina a cambio de sus propiedades. Con esto intenta, en forma descarada, demostrar que el movimiento sionista colaboró con el nazismo en épocas del Holocausto.

En el prólogo a su libro, Abu Mazen relativizó el número de víctimas del Holocausto judío más acentuadamente que en su disertación, negando los datos habitualmente aceptados. También argumentó en su libro aunque no en su di-sertación, que las cámaras de gas no fueron utilizadas para el exterminio, coincidiendo así con las afirmaciones del conocido negador del Holocausto Robert Faurisson.

La judeofobia de Hamas

"El día del Juicio Final no llegará hasta que los musulmanes se enfrenten a los judíos y los maten. Entonces, los judíos se esconderán tras las rocas y los árboles, y las rocas y los árboles gritarán: Oh musulmán, hay un judío escondido detrás mío, ven y mátalo". (Artículo 7) Carta Fundacional de Hamas.

La judeofobia anti israelí

Dice el pensador Pierre-André Taguieff: “Israel es la encarnación de Occidente para los antioccidentales, del imperialismo para los antiimperialistas, del infiel para los islamistas, del racismo para los pro palestinos. Sobre este país se acumulan los estereotipos negativos. Es percibido como el Estado que sobra, que debería desaparecer para que la humanidad quedara libre del Mal. Este trato, absolutamente demonizador, es exclusivo para Israel"

La Judeofobia rusa:

En el año 2005, parlamentarios de la Duma Estatal rusa exigieron que el judaísmo y las organizaciones judías fueran prohibidos en Rusia, acusándolos de realizar sacrificios humanos, controlar las finanzas rusas y del mundo, fogonear los conflictos étnicos en Rusia y estimular el odio contra ellos mismos.

La judeofobia islámica.

En el 2003, el Primer Ministro malayo Mahathir Mohammed recibió una ovación estruendosa de los 57 miembros de la Organización de la Conferencia Islámica: "...hoy los judíos gobiernan este mundo por poder. Ponen a otros a pelear y a morir por ello... Inventaron el socialismo, el comunismo, los derechos humanos y la democracia para que perseguirlos parezca ser erróneo, para que puedan disfrutar de derechos iguales a los del resto. Con estos han ganado el control de los países más poderosos y ellos, esta pequeña comunidad, se han vuelto un poder mundial".

La Judeofobia iraní:

Según el vicepresidente de Irán, Mohammad Reza Rahimi: los sionistas y el Talmud son responsables del narcotráfico pues durante un acto celebrado en Teherán por el Día Internacional Contra el Abuso y el Tráfico de Drogas expresó que "el abuso de drogas en todo el mundo tiene sus raíces en las enseñanzas del Talmud.

La Judeofobia de "Mi lucha" de Adolf Hitler.

La lamentable reedición 2012 en Alemania del libro "Mi lucha" ("Mein Kampf") de Adolf Hitler, prohibido desde 1945 cuando fue aprobada la ley que impide divulgar ideas nazis. Esto significa una espantosa puerta abierta a la previsible y múltiple reedición de este libelo de odio a lo largo y ancho de este sufriente planeta.

La Judeofobia de Los Protocolos de los sabios de Sión.

Son un ejemplo de una grotesca literatura paranoica y conspirativa donde los judíos siempre conspiran detrás del telón para dominar el mundo como un monstruoso pulpo de múltiples brazos, obedeciendo siempre a una autoridad oculta, los enigmáticos y sombríos "Sabios de Sión".

Reflexionaba el inolvidable Elie Wiesel: "¿Cómo explicar, tantos años después, con tantos esfuerzos hechos para rescatar, desarrollar, difundir la memoria de la Shoah, un incremento de actos antisemitas? ¿Cómo explicar este incremento después de la Shoah misma? ¿Que catástrofe será necesaria para erradicar el antisemitismo?".


Dr. Guido Maisuls
Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

La resurrección en el Judaísmo

fenixJudaísmo y resurrección
Un análisis desde la ciencia, la historia, la leyenda y las fuentes judaicas.

Cuando hablamos de resurrección nos surgen pensamientos de levantarnos del lecho de la angustia, de erguirnos ante la adversidad, del resurgir de las cenizas de la desesperanza, de las cenizas del Ave Fénix, del renacer de nuevo o de volver a una nueva vida. Pero ¿Que es precisamente la resurrección?

Cuando nos referimos a la resurrección nos basamos en la existencia de una vida eterna que logre anular a la muerte y entonces muchos seres humanos sentimos ese deseo íntimo de refugiarnos en esta prometedora tentación.

¿Se puede reactivar el cerebro de los muertos?

Una compañía de biotecnología en Estados Unidos se propone probar que los cerebros pueden reanimarse y devolverles la vida a sus propietarios fallecidos. En los Estados Unidos e India se ha iniciado un estudio mediante el proyecto denominado ReAnima que implantarán células madre y estimularán sus sistemas nerviosos centrales en 20 personas con muerte cerebral para lograr volverlos la vida.

La resurrección según el profeta Ezequiel en 37:1-10

"La mano de D's vino sobre mí, y me llevó en el Espíritu de D's, y me puso en medio de un valle que estaba lleno de huesos.

Y me hizo pasar cerca de ellos por todo en derredor; y he aquí que eran muchísimos sobre la faz del campo, y por cierto secos en gran manera.

Y me dijo: Hijo de hombre, ¿vivirán estos huesos? Y dije: Señor D's, tú lo sabes.

Me dijo entonces: Profetiza sobre estos huesos, y diles: Huesos secos, oíd palabra de D's.

Así ha dicho D's el Señor a estos huesos: He aquí, yo hago entrar espíritu en vosotros, y viviréis.

Y pondré tendones sobre vosotros, y haré subir sobre vosotros carne, y os cubriré de piel, y pondré en vosotros espíritu, y viviréis; y sabréis que yo soy D's.

Profeticé, pues, como me fue mandado; y hubo un ruido mientras yo profetizaba, y he aquí un temblor; y los huesos se juntaron cada hueso con su hueso.

Y miré, y he aquí tendones sobre ellos, y la carne subió, y la piel cubrió por encima de ellos; pero no había en ellos espíritu.

Y me dijo: Profetiza al espíritu, profetiza, hijo de hombre, y di al espíritu: Así ha dicho D's el Señor: Espíritu, ven de los cuatro vientos, y sopla sobre estos muertos, y vivirán.

Y profeticé como me había mandado, y entró espíritu en ellos, y vivieron, y estuvieron sobre sus pies; un ejército grande en extremo".

La resurrección a través de la inteligencia artificial

Un grupo de científicos estadounidenses creó un proyecto al que te invitan a almacenar tus datos personales, formas de pensar, tendencias personales, fotografías de tu vida, emociones y sentimientos, fobias y miedos en una base de datos para que en un futuro cercano poder crear memoria artificial basada en la tuya, para aplicarla luego a un robot o a un humanoide.

De Bruce Duncan, investigador jefe del proyecto Lifenaut: "Lo que pretendemos es que cada persona pueda crear su vida en forma digital. Es decir un archivo de memoria. Nuestra misión es concientizar y explorar la cuestión de que sea posible prolongar la vida humana, empleando nanotecnología y biotecnologías cibernéticas".

La resurrección en el Tanaj (Biblia hebrea)

"D's da muerte y vida, hace bajar al šeol y retornar" (1 Samuel 2:6).

"Ved ahora que yo, sólo yo soy, y que no hay otro D's junto a mí. Yo doy la muerte y doy la vida, hiero yo y sano yo mismo (y no hay quien libre de mi mano)" (Deuteronomio 32:39).

"Devolverá la vida a los muertos, hará que se levanten sus cadáveres, que se despierten los que están acostados sobre el polvo" (Isaias 26:19).

"Muchos de los que duermen en el país del polvo se despertarán; unos para la vida eterna; otros, para el oprobio, para el horror eterno. Los doctos brillarán como el fulgor del firmamento, y los que enseñaron a la multitud la justicia, como las estrellas por toda la eternidad" (Daniel 12:2-3).

La resurrección del Ave Fénix

Cuenta la leyenda que el Fénix vivía en el Jardín del Edén junto a Adán y Eva, cuando estos fueron expulsados por el ángel saltó una chispa de su espada que incendió el nido del Fénix, haciendo que ardieran junto al ave. Por ser la única criatura que se había negado a probar del fruto prohibido del paraíso, se le concedió la inmortalidad por medio del atributo de renacer de sus cenizas.

La Resurrección de Israel

El Pueblo Judío se asemeja al Ave Fénix, que según cuenta esta leyenda, cuando se quemaba por completo y al reducirse a cenizas, resurgía de ellas el mismo ave Fénix, siempre única y eterna.

En las memorias de David Ben Gurion, un día de 1896 cuando el tenía once años fue dado a conocer a los pobladores de la comunidad de Plonsk la publicación del libro "El Estado judío" de Teodoro Hertzel. "En aquellos días la noticia me creó alas, de repente se me hizo conocer que venía el Mesías, un hombre de buen aspecto ojos ardientes de buen aspecto con barba negra, Teodoro Hertzel. El conducirá el pueblo de Israel a la tierra de los patriarcas".

En el movimiento "Bilu" ("Oh casa de Jacob! Ven y andemos) escribieron en 1882: "Vendrá el fin de nuestro amargo exilio y luego de miles de años de deambular hemos encontrado un descanso en las tierras de nuestros patriarcas para nuestras agotadas almas... Sión! Sión!, a la tierra de nuestros patriarcas, tierra de Israel! ha llegado el momento de izar la bandera del campamento de Judá ! Ven!"

La resurrección de Walt Disney

Se cree que el cuerpo de Walt Disney, creador del Ratón Mickey y el Pato Donald esta congelado dentro de una cámara criónica especial, que lo conserva en un estado de vida latente apostando a poder volver a vivir dentro de algunos años, cuando la ciencia ya haya logrado encontrar la cura a su terrible enfermedad.

 

Dr. Guido Maisuls
Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

Judaísmo e Inmortalidad

inmortalidad¿Que es la inmortalidad?

Un análisis desde la ciencia, el pensamiento, la historia y la vida cotidiana.

¿Que es la inmortalidad? Cuando nos referimos a la inmortalidad pensamos en la existencia de una vida eterna para lograr anular a la muerte como probabilidad cierta en la que muchos seres humanos han sentido y sienten el deseo de caer en la tentación.
 
En 2045 el hombre será inmortal

Según José Luis Cordeiro, profesor en la Singularity Universirty de Silicon Valley:
"En 2045, el hombre será inmortal. Entre el año 2029 y el 2045, vamos a tener computadoras con más transistores que neuronas tiene nuestro cerebro. Y ese será el inicio de la singularidad tecnológica, cuando la inteligencia artificial alcance a la inteligencia humana".
"El cerebro es la estructura más compleja del universo y, además, el único órgano que aún no se ha creado artificialmente. Sin embargo, los científicos están empezando a estudiar el cerebro de forma sistemática y vamos a tener una explosión de la inteligencia artificial. En los próximos 30 años vamos a curar todas las enfermedades y ustedes son parte de la primera generación inmortal humana".

 

¿"El judío es eterno como lo es la Eternidad misma?
En ¿Qué es un judío? nos dice Leo Nikolaievitch Tolstoy en el Periódico "El mundo judío". Londres 1908:

"¿Qué es un judío? Esta pregunta no es tan extraña como parece. Veamos qué clase de criatura peculiar representa el judío, sobre quien todos los gobernantes y todas las naciones, ya sea en conjunto o por separado, han cometido abuso y dado tormento, han oprimido y perseguido, pisoteado y masacrado, quemado en la hoguera y ahorcado... y a pesar de todo ello, todavía sigue vivo. ¿Qué es un judío, que nunca ha permitido ser descarriado por todas las posesiones mundanas que sus opresores y perseguidores le han constantemente ofrecido para que cambiara su creencia y abandonara su propia religión judía?

El judío es ese ser sagrado que ha bajado el fuego eterno de los cielos y a través de él ha iluminado el mundo entero. El judío constituye la cuna, el manantial y la fuente de religión de la que todos los demás pueblos han extraído sus creencias y religiones. El judío es el pionero de la civilización. …El judío representa el emblema de la eternidad. El es, a quien ni la masacre, ni la tortura durante miles de años pudieron destruir. El es, quien ni el fuego ni la espada, ni la inquisición pudo borrar de la faz de la tierra. El, fue el primero en presentar los oráculos de D-s, es quien durante tanto tiempo ha sido el guardián de la profecía y la ha transmitido al resto del mundo. Una nación semejante no puede ser destruida. El judío es eterno como lo es la Eternidad misma".

"El judío es eterno como lo es la Eternidad misma"

 

El hombre más anciano del mundo

Li-Ching Yun, ha sido el oriental más anciano del mundo que murió a los 256 años según la sección necrológica del periódico estadounidense The New York Times. El 13 de mayo de 1993 se informó en la página 13 del periódico que esta persona falleció tras dejar 180 hijos y 23 matrimonios luego de una vida de 256 años con un secreto muy simple: vivir una vida natural.
Li-Ching Yun fue un experto en hierbas medicinales, practicaba Tao, meditación y artes marciales y tenía una filosofía de vida que llevó a su vida cotidiana: “Mantén un corazón tranquilo, siéntate como una tortuga, camina rápido como una paloma y duerme como un perro.”

 

¿Cuál es el secreto de su inmortalidad?
En "Respecto de los judíos" escribe Mark Twain, en Concerning the Jews, Harpers Magazine, 1899.

"Si las estadísticas son correctas, los Judíos constituyen el uno por ciento de la raza humana. Es como una nebulosa partícula de polvo dentro del polvo estelar perdido en la grandeza de la Vía Láctea. Realmente no debería escucharse casi nada acerca del Judío, sin embargo, se oye acerca de él, y siempre se ha oído. Es tan prominente en el planeta como cualquier otra persona, y su importancia comercial está extremadamente fuera de proporción dado su pequeñísimo tamaño. Sus contribuciones a la lista de grandes nombres en el mundo en literatura, ciencia, arte, música, finanzas, medicina, aprendizaje tenaz, etc. están también fuera de proporción por la mínima cantidad de sus miembros. Ha peleado de una manera excepcional en el mundo, en todas las épocas; y lo ha hecho siempre con las manos atadas. Podría ser infructuoso y tener una buena excusa para serlo.

Los imperios Egipcios, Babilonios y Persas, crecieron, llenaron el planeta con sonido y esplendor, y después desaparecieron como parte de un sueño. Después aparecieron los Griegos y los Romanos e hicieron mucho ruido pero también desaparecieron. Otros pueblos, asimismo, han crecido y mantenido su antorcha prendida por algún tiempo, pero finalmente se les apagó y ahora viven en la oscuridad o ya no existen. El Judío estuvo ahí, observó todo y les ganó a todos, pues ahora es lo que siempre fue, no ha mostrado decadencia ni pérdidas por los años, ni se han debilitado sus partes, tampoco han disminuido sus energías; se han mantenido alertas y su mente agresiva no se ha adormecido. Todo es mortal excepto el Judío; todas las demás fuerzas pasan, pero él se mantiene.

"¿Cuál es el secreto de su inmortalidad?"


Dr. Guido Maisuls
Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

El orgullo, la autoestima y el auto-odio judío

identidades4Un judío alemán, Max Naumann fundó el "Verband Nationaldeutscher Juden" (Liga de los Judíos Nacionalistas Alemanes) que se identificaba con la ideología nazi antes de la concreción de la Shoah.

El auto-odio es un sentimiento de rechazo de los propios atributos personales o grupales, menoscabados por los grupos hegemónicos.

“La baja autoestima es como conducir por la vida con el freno de mano puesto.”
Maxwell Maltz.

La autoestima es un sentimiento de aprecio, afecto, consideración y estima que uno siente por si mismo y por el cual termina reflejándose en las miradas de los demás.

“Un hombre no puede estar cómodo sin su propia aprobación.”
Mark Twain

El orgullo es una palabra íntimamente ligada al respeto y a la valoración que una persona tiene de si mismo o de su deseo de vivir de acuerdo a sus valores personales o grupales.

 “Nunca es demasiado tarde para ser lo que podrías haber sido.”
George Eliot

El auto-odio judío

El poeta Heinrich Heine fue un judío que opinaba: “el judaísmo no es una religión sino una desgracia”.

El escritor judío Moritz Saphir sentenciaba: “el judaísmo es una deformidad de nacimiento corregible por cirugía bautismal”.

Un judío alemán, Max Naumann fundó el "Verband Nationaldeutscher Juden" (Liga de los Judíos Nacionalistas Alemanes) que se identificaba con la ideología nazi antes de la concreción de la Shoah.

El periodista judío vienés Arthur Trebitsch quien llego a ofrecer sus servicios a los nazis pedía perdón por existir: “Me fuerzo a no pensarlo, pero no lo logro. Se piensa dentro de mí… está allí todo el tiempo, doloroso, feo, mortal: el conocimiento de mi ascendencia. Tanto como un leproso lleva su repulsiva enfermedad escondida bajo su ropa y sin embargo sabe de ella en cada momento, así cargo yo la vergüenza y la desgracia, la culpa metafísica de ser judío. ¿Qué son todos los sufrimientos e inhibiciones que vienen de afuera en comparación con el infierno que llevo dentro? La judeidad radica en la misma existencia. Es imposible sacudírsela de encima…"

El judío Karl Marx escribió un panfleto “Sobre la cuestión judía” donde decía: “El fundamento secular del judaísmo es la necesidad práctica, el interés egoísta. El culto practicado por el judío es la usura y su Dios, el dinero”. “¿Cuál es la mundana razón de ser de la judería? La necesidad práctica del judaísmo es el egoísmo”. “¿Cuál es la religión mundana de los judíos? Es el regateo mezquino del vendedor ambulante”. “¿Cuál es su Dios mundano?… El dinero”.

Quizás muchos judíos antisionistas de hoy pudrían identificarse con la conclusión del pensador Pierre-André Taguieff: “Israel es la encarnación de Occidente para los antioccidentales, del imperialismo para los antiimperialistas, del infiel para los islamistas, del racismo para los pro palestinos. Sobre este país se acumulan los estereotipos negativos. Es percibido como el Estado que sobra, que debería desaparecer para que la humanidad quedara libre del Mal. Este trato, absolutamente demonizador, es exclusivo para Israel".

La autoestima judía.

El ex presidente israelí Shimon Peres recordaba la voz de su abuelo, que a sus once años lo puso en un tren para que escapara: "Todavía recuerdo la forma desgarradora en que me abrazó. Recuerdo sus últimas palabras y su orden: 'hijo, sigue siendo un judío para siempre', yo continué mirando a mi abuelo hasta que desapareció de mi vista. Esa fue la última vez que lo vi.". Su abuelo murió después en el incendio de la sinagoga de su aldea de Belarús donde los nazis habían encerrado a toda la comunidad judía. "De esa comunidad sólo quedaron cenizas, no hubo ningún superviviente".

El judío Sigmund Freud nos comentaba sobre su experiencia de vida en aquella época: "Mi lengua es el alemán. Mi cultura, mi realización es alemana. Yo me considero un intelectual alemán, hasta que percibí el crecimiento del preconcepto anti-semita en Alemania y en Austria. Desde entonces prefiero considerarme judío".

Un lunes 19 de abril de 1943, Mordejai Anilevich lanza desde su bunker de la calle Mila 18, el levantamiento del Gueto de Varsovia para detener a las tropas nazis que comenzaban la segunda deportación masiva de judíos hacia los campos de la muerte, con poco más de doscientos combatientes judíos muy pobremente armados pero con la firme determinación de luchar contra el asesinato masivo y por la entonces utópica libertad de su pueblo. En el cuarto día del heroico levantamiento escribe con orgullo judío: “El sueño de mi vida se ha cumplido. La Autodefensa Judía en el Gueto ya es un hecho; la resistencia armada es una realidad. Soy testigo de los actos heroicos de los sublevados judíos".

A lo largo de su vida, Zeev Jabotinsky estaba convencido de que un estado judío era una necesidad histórica que habría de llegar. En sus escritos recordaba cómo, a la edad de seis años, había preguntado a su madre si "los judíos alguna vez tendrían un estado propio". Su madre le había contestado: "por supuesto, niño tonto". Jabotinsky, que dedicó toda su vida a la consecución de un estado judío, jamás cuestionó la validez de su respuesta. En 1935, cinco años antes de su muerte, Jabotinsky redactó su testamento, declarando que a su muerte podía ser enterrado en cualquier lugar, pero solicitaba que sus restos fueran trasladados a Israel "sólo por instrucción del gobierno judío ki takum" - "que será establecido". En indicativo. En 1965, los restos de Zeev Jabotinsky fueron traídos e inhumados en el Monte Herzl en Jerusalem. Fuente: Israel Ministry of Foreign Affairs

¿Qué es para mí, el orgullo de ser un judío?

Opto por la reafirmación de la condición judía frente a las distintas realidades de los países en donde se habite o la decisión de asumir definitivamente nuestra propia existencia en nuestro hogar nacional ancestral, Israel.

Opino que el judío se auto elije a sí mismo judío y no se identifica en la caricatura grotesca que el antisemita pretende mostrarle ya que no se avergüenza ni tiene motivo alguno para avergonzarse de su propia esencia.

Creo que el Judaísmo no es una religión solamente como se lo entiende en occidente, es mucho más, es un estilo de vida y por lo tanto no es un dogma, es una cultura viva y dinámica.

Creo que ser un judío hoy, es una opción de vida, es ser un irremediable rebelde que nada eternamente contra la corriente del conformismo, de la mediocridad, de la corrupción y de la maldad de los hombres.

Es oponerse activamente a las injusticias que percibimos en nuestra rutina cotidiana, es trabajar incansablemente desde nuestras imperfecciones y debilidades para ser una luz entre las naciones, es atreverse desde nuestros humildes lugares a hacer de este mundo un lugar realmente digno de ser vivido.

Ser judío es fundamentalmente sentir: "El orgullo de ser".

Hoy me siento orgullo de ser un judío, de pertenecer al ancestral pueblo judío y de ser por mi propia elección parte de ese pueblo judío.


Dr. Guido Maisuls
Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

Asimilación: ¿Ya no somos lo que éramos?

identidades4 ¿Ya no somos lo que éramos?

La palabra asimilación tiene su origen en el idioma latín: “a” y “similis” significan literalmente, volvernos semejantes a los otros. El término asimilación fue utilizado hace unas pocas décadas por el psicólogo suizo Jean Piaget pensando en las personas que incorporan nuevos elementos en sus esquemas mentales originarios.

Pero mi interés principal es incursionar en el proceso de asimilación étnica, cultural, religiosa, etc. de una vertiente minoritaria como lo es el judaísmo mundial actual en un gran océano social asimilacionista, dominante y mayoritario.

David Brooks  en "The Tel Aviv Cluster", The New York Times, en el 2010 nos muestra una tendencia mundial indiscutible: "Los judíos constituyen un grupo que ha logrado tanto resultados como fama. Ellos alcanzan el 0.2 % de la población mundial, pero representan el 54 % de los campeones mundiales en ajedrez, el 27 % de los laureados con el Premio Nobel en física y el 31 % de los galardonados en medicina. Los judíos forman el 2 % de la población estadounidense, pero constituyen el 21 % de la liga estudiantil, el 26 % de los premiados del Centro Kennedy, el 37 % de los directores de cine ganadores de Premios Óscar en la Academia de Hollywood; el 38 % de los filántropos líderes sobresalientes en la recientemente publicada lista de Business Week, sí como también el 51 % de los ganadores del Premio Pulitzer en el campo de la no-ficción".

Sabemos que la asimilación existe desde la antigüedad pues siempre hubo judíos que se asimilaron al entorno social donde vivían, dejando de practicar su judaísmo y rechazando su propia identidad judía.

Pero irremediablemente hoy, los judíos se asimilan aceleradamente a un ritmo sin precedentes históricos. ¿Qué esta ocurriendo con la asimilación en nuestras comunidades judías?

En estos días, el Ministro de Educación y Asuntos de la Diáspora, Naftali Bennett, refiriéndose al proceso asimilatorio que ocurre actualmente en el judaísmo mundial nos dijo aquello que parece ser un secreto que la realidad nos revela gritándonos con altavoces: “Estamos perdiendo millones de judíos por la asimilación…"

Sergio Della Pergola, experto en demografía judía y titular de la cátedra Shlomo Argov de la Universidad Judía de Jerusalén (UHJ) nos explicaba hace poco: “En todos los países del mundo, el índice de casamientos mixtos está en alza…En la actualidad, el mayor índice de casamientos mixtos se produce en las repúblicas de la ex Unión Soviética, donde más del 75 % de los judíos se casan con personas que no lo son. En los EE.UU. las cifras se aproximan al 55%, en Francia y el Reino Unido ascienden al 40%, en Canadá es de alrededor del 35 %, en Australia del 25 %, y en México quizá del 10 %".

"La asimilación del 85% de los judíos de Europa es peor que el Holocausto": En 2014 hubo una reunión del Centro Rabínico de Europa (CRE - Rabbinical Center of Europe RCE), una de las organizaciones más importante de Europa donde participaron mas de 300 rabinos de 40 países europeos en Budapest (Hungría) para discutir la asimilación y se llegó a la tajante conclusión: "más de un 85% de los judíos europeos aceptan la asimilación. El 80% no asiste a las sinagogas incluso en Yom Kipur. Más del 75% de los niños judíos en Europa no reciben una educación judía y más del 90% de los estudiantes judíos europeos no tienen conexiones con la comunidad judía".

En mi opinión existen tres posibilidades que puede asumir el judío ante la realidad que lo circunda:

1. Una posición universalista o ser un sujeto abstracto y universal que quiere mostrar que es solo una persona debajo de su aparente condición de judío. Una persona como todas, no porque sea judío, sino porque es un hombre.

2. Una posición que se sostiene en la reafirmación de su condición judía frente a las distintas realidades de los países en donde pueda habitar o su decisión de asumir definitivamente su existencia en su hogar nacional ancestral, llámese Israel.

3. La asimilación como tercera posibilidad, es decir el hecho de borrar definitivamente su condición judía de su vida cotidiana y frente a la sociedad que lo sustenta.

Queridos lectores de mi apurada y pasional reflexión personal comparto con Uds. estos interrogantes para que lo pensemos junto:

 ¿Estamos dejando (consciente o inconcientemente) de ser judíos?

¿Por qué muchos judíos pierden el deseo de ser judíos?

¿Qué y cómo hacen las familias judías para que sus hijos sigan siendo judíos?

¿Porqué muchos judíos se alejan de las comunidades judías?

¿Qué hacen las instituciones comunitarias judías frente a esta asimilación?

¿Qué piensan los dirigentes comunitarios?

¿Qué hace la educación judía ante este acelerado ritmo asimilatorio?

¿Qué hace Israel al respecto? ¿Es la Aliah una solución definitiva?

¿Qué pensamos al respecto?

¿Qué hacemos al respecto?


Dr. Guido Maisuls
Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

¿A quién pertenece Jerusalem?

montedeltemploEl Monte del Templo o Har Habait (Monte de la Casa), un área de unas quince hectáreas y situado en la ciudad vieja de Jerusalén, es el lugar más sagrado de la Tierra de Israel para el judaísmo pues en su Monte Moriá y según el relato bíblico se realizó el sacrificio de Isaac.

El sitio de "La piedra del sacrificio de Isaac" fue elegido posteriormente por el rey David para construir un santuario que albergue el Arca del Pacto aunque esas obras fueron concluidas mas tarde por su hijo, el rey Salomón. Este Primer Templo fue destruido por Nabucodonosor II en el 586 a.e.c, iniciándose así el exilio judío a Babilonia.

En el año 538 a.e.c., Ciró, el rey de Persia, proclama: "Quienquiera que haya entre vosotros de todo Su pueblo - sea su D's con él - suba a Jerusalén, que está en Judea" (Esdras 1:3). Luego de la declaración de Ciró retornó el pueblo de Israel a Jerusalem. "Despierta, despierta vístete con tu fortaleza, oh Sión! Ponte tus hermosas vestiduras, oh Jerusalem, Venid y reconstruyamos la muralla de Jerusalem", de Nehemías, líder de los judíos que volvían a Sión.

Tres movimientos judíos regresaron a Judea desde Babilonia, los primeros en el 536 a.e.c. liderados por Zorobabel, 78 años después otros volvieron con Esdras para reconstruir el Templo y 14 años mas tarde con Nehemías volvió el remanente para reestablecer las murallas de Jerusalén.

Tito, el general romano, destruyó la ciudad de Jerusalén el año 70 d.e.c. y los judíos que sobrevivieron fueron vendidos como esclavos y dispersados por todos los confines de la tierra.

El Imperio romano cambió el nombre de Judea a Provincia Syria-Palæstina en el año 135 d.e.c. para borrar toda la memoria judía luego de destruir la rebelión de Bar Kojba.

En la explanada se encuentran también dos de los templos más importantes del Islam: la Mezquita de Al-Aqsa y la Cúpula de la Roca, construidas ambas en el siglo VII de la era común convirtiendo este lugar en el más disputado y conflictivos del mundo.

El presidente de la Autoridad Palestina (AP), Mahmoud Abbas, ha convocado a “prevenir por todos los medios necesarios que los judíos entren en Monte del Templo, este es nuestro santuario, nuestro Al-Aqsa y la Iglesia (del Santo Sepulcro). Ellos no tienen derecho a entrar en él. Ellos no tienen derecho a seguir contaminándola.

Debemos prevenirlos. Pongámonos de pie delante de ellos con los pechos desnudos a proteger nuestros lugares sagrados…Tenemos que evitar por todos los medios que entren en el Santuario".

Hoy, los políticos y diplomáticos de buena parte de los países occidentales exigen la islamización de Jerusalén cuando hablan de un Estado palestino con capital en Jerusalén.

¿Existe un plan de islamización de Jerusalén y para erradicar definitivamente la presencia judía?

¿Se esta invitando así a la limpieza étnica, a una Jerusalem libre de judíos?

¿A quién pertenece el Monte del Templo?

¿A quién pertenece Jerusalem?

Dr. Guido Maisuls
Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

La preservación del judaísmo no fue casual

identidad1Hablemos de Identidad Judía

Entendemos como identidad, a las características particulares que tiene una persona, que lo diferencia de los demás. Como decía Martín Buber: “En este mundo cada persona representa algo nuevo, algo que nunca ha existido todavía, algo único y original. Es deber de cada uno el saber... que nunca ha existido en el mundo nadie semejante a él, porque si hubiese existido alguien semejante a él, ya no sería necesaria su existencia. Cada persona en el mundo, es una cosa nueva y está llamada a realizar su peculiaridad”. Cada ser humano es único en medio de semejantes que no son idénticos entre sí.

El fundamento de mi identidad es como me veo yo mismo y no como los demás me perciban, me amen, me acepten, me odien o me rechacen. Reconozco que los enemigos de mi identidad no tienen que ver con el mundo externo sino con mis demonios internos.

Maimónides nos dice en Mishne Torá: "Por lo tanto fue creado el hombre único, para que aprendas que quien causa la pérdida de una vida en el mundo, se lo considera como si hubiera destruido al mundo todo. Y todo el que salva una vida en el mundo, se lo considera como si hubiera fortalecido al mundo todo. Pues todos los que nacen, según la forma de Adam son creados y sus rostros no son parecidos a los de sus prójimos y así cada uno puede decir: para mí fue creado el mundo".

Nunca vivencié una amenaza real para mi identidad judía pues esta siempre fue clara, concisa y natural. Pero, ¿por donde pasa mi identidad judía?

Siempre me he visto como parte de ese pueblo Hebreo saliendo de Egipto ese 15 de Nisán del 2448 o año 1313 antes de la Era Común, que estaba en un gran dilema aguardando con gran temor a orillas del mar, sin saber qué hacer. Si entraban al mar podían ahogarse, si luchaban contra el ejército del Faraón podrían perecer en el combate y si volvían a Egipto deberían continuar en la esclavitud.

Martin Buber en su "Humanismo Hebreo" nos dice: "Israel no es un pueblo como los otros, no importa cuando hayan deseado que lo fueran sus representantes en ciertas épocas. No hay ningún otro pueblo como el de Israel, porque es el único en el mundo que desde sus comienzos más remotos ha sido a la vez una nación y una comunidad religiosa. En la hora histórica en la cual sus tribus se juntaron para formar un pueblo, se volvió portador de una revelación. El pacto que las tribus hicieron unas con otras y a través del cual se transformaron en Israel, toma la forma de un pacto como con el D's de Israel...la naturaleza de nuestra doctrina de elección difiere de la de otras naciones, aunque ellas dependen frecuentemente de la nuestra. Lo que ellas se llevaron no fue nunca la parte esencial. Nuestra teoría se distingue de las suyas en que nuestra elección es una sola exigencia. Esta no es la conformación mítica en sueños llenos de anhelos de un pueblo. Esta no es la promesa incondicional que da poder e imperio a un pueblo. Constituye una exigencia severa, y la total existencia futura del pueblo depende de si se la honra o no".

Me rechaza sobremanera la posibilidad de vivenciar mi identidad como un prisionero de extraños y sombríos conjuros que opaquen la verdadera alegría de vivenciarla como una bendición, como el orgullo de ser.

Mi identidad judía no se construyó desde la eterna y persistente existencia del antisemitismo pues me rechaza la idea de ser una eterna víctima histórica. Opino como Jean-Paul Sartre que el judío auténtico se auto elije a sí mismo judío y no se identifica en la caricatura grotesca que el antisemita pretende mostrarle ya que no se avergüenza ni tiene motivo alguno para avergonzarse de su propia esencia.

Mi identidad judía no se origina del trauma del Holocausto pues me impacta negativamente la posibilidad de quedar atrapado definitivamente en la inevitable maldad del ser humano.

Mi identidad judía no proviene del miedo a la asimilación porque no acepto la desagradable fantasía de ser irremediablemente una especie en extinción como lo fueron los Tyranosaurus rex o los mamuts.

Creo que ser un judío hoy, es una opción de vida, es ser un irremediable rebelde que nade eternamente contra la corriente del conformismo, de la mediocridad, de la corrupción y de la maldad de los hombres.

Es oponerme activamente a las injusticias que percibimos en nuestra rutina cotidiana, es trabajar incansablemente desde mis imperfecciones y debilidades para ser una luz entre las naciones, es atreverme desde mis humildes lugares a hacer de este mundo un lugar realmente digno de ser vivido.

En "Una historia de los judíos", Cecil Roth, en la Universidad de Oxford, Schoken 1961, pag. 423-424) opina: …"A través de nuestra historia hubo grupos más débiles, quienes han eludido los sacrificios vinculados con el judaísmo. Ellos han sido tragados, desde hace tiempo, en la gran mayoría; sólo los más fuertes han mantenido las tradiciones de sus antepasados, y ahora pueden mirar hacia atrás, con orgullo, la magnífica herencia. Cada página, una inmanencia más elevada. ¿Debemos ser contados entre la mayoría débil, o la minoría fuerte? Está en nosotros decidirlo.

Pero, a partir de una lectura de la historia judía, surge un factor que quizás nos pueda ayudar en nuestra decisión. La preservación del judío sin duda no fue casual. El ha perdurado a través de la fuerza de un cierto ideal, basado en el reconocimiento de la influencia de un Poder más elevado en los asuntos del hombre. Además, época tras época en su historia, ha sido salvado de la calamidad de una forma que no puede ser descripta, salvo como "providencial".

Hoy me siento orgulloso de ser un judío, de pertenecer al ancestral pueblo judío y de ser por mi propia elección, parte de ese pueblo judío.

Mi identidad pasa por esa plegaria fundamental del judaísmo, la esencia de la fe monoteísta, la piedra angular de la Torá: "Oye, Israel, el señor es nuestro Dios, el señor es Uno" (שְׁמַע יִשְׂרָאֵל, ה' אֱלֹהֵינוּ, ה' אֶחָד; Shemá Israel, Adonai Eloheinu, Adonai Ejad Deuteronomio 6:4).


Dr. Guido Maisuls
Periodismo de opinión e investigación
www.identidades.com.ar

 

Copyright © 2015 - Identidades - Todos los Derechos Reservados.
Todas las publicaciones generadas por "Identidades" sólo podrán ser reproducidas total o parcialmente en otros medios, citando la fuente.